La crema facial indispensable que no pueden faltar en tu neceser

Llega el otoño y, con él, de nuevo nuestra piel se enfrenta a los retos del cambio de tiempo. Los cambios de temperatura y humedad son algunos de los retos que hacen que nuestra piel se resienta. A esto hay que sumarle el hecho de que tenemos que seguir usando mascarilla en muchas ocasiones y, en muchos casos, durante demasiadas horas, con todas las implicaciones que este tiempo para nuestra piel.

Ante esta situación, una crema hidratante y humectante no puede faltar en nuestro neceser, mejor si se trata de una crema de ácido hialurónico.

Qué es el ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo. Su función consiste en mantener la humedad y la lubricación de los tejidos y las articulaciones. También se puede sintetizar en un laboratorio para utilizarla en productos cosméticos (de uso tópico o inyectables) y también en productos de consumo oral.

El problema que, a medida que las personas envejecen, la humedad de la piel disminuye. Por ese motivo muchas personas optan por tomar un suplemento de ácido hialurónico o usar cosméticos enriquecidos.

Los dermatólogos y otros médicos suelen recomendar el ácido hialurónico por su capacidad para mejorar la textura y la apariencia de la piel, además de reducir el dolor articular y otros síntomas asociados con el envejecimiento.

Beneficios del ácido hialurónico para la piel

Mejora la hidratación de la piel y reduce las arrugas

El ácido hialurónico se ha convertido en un tratamiento muy popular para el cuidado de la piel.  Su principal beneficio es que tiene un gran poder de hidratación.

Los estudios demuestran que el ácido hialurónico puede incrementar la hidratación de la piel, incluso en personas con piel secas. Por ejemplo, un estudio publicado en 2014 en The Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology en el que participaron mujeres que aplicaron ácido hialurónico tópico como loción, suero y crema encontró que se produjo un aumento de la hidratación de la piel de hasta un 96 % después de 8 semanas de uso en los diferentes tipos de piel.

Además, el ácido hialurónico puede disminuir de forma significativa la profundidad de las arrugas, así como mejorar la firmeza y elasticidad de la piel. Concretamente, según este mismo estudio, el ácido hialurónico puede reducir la profundidad de las arrugas y aumentar hasta un 55 % en la firmeza y elasticidad de la piel.

Más allá de los estudios, muchas personas que usan productos con de ácido hialurónico informan de que sienten la piel “más húmeda”, de que las bolsas debajo de los ojos se vuelven más claras y de que la textura de la piel es más suave después de la aplicación del producto. Y esto tiene mucho sentido, puesto que la principal forma en que el ácido hialurónico ayuda a mejorar la apariencia de la piel, especialmente de la piel envejecida debido a la exposición al sol, es reduciendo la pérdida de agua.

Reduce la sequedad y la aspereza de la piel

La sequedad y la flacidez de la piel, así como los labios caídos, se asocian con el envejecimiento de la piel porque, a medida que envejecemos, las moléculas de nuestra piel pierden parte de su capacidad para unirse y retener el agua. Esto no solo causa sequedad, sino que también disminuye el volumen de la piel. Usando cosméticos con ácido hialurónico podemos mejorar la apariencia de la piel y también retrasar en envejecimiento cutáneo. 

Además, el ácido hialurónico también puede reducir la aspereza de la piel. Cuando una persona experimenta cambios en su piel, puede tener un impacto psicosocial adverso. Esto puede ocurrir durante el proceso de envejecimiento. Según un estudio publicado en 2008 en la revista Dermatologic Surgery,  el ácido hialurónico puede ayudar a reducir la aspereza de la piel de una persona y aumentar la elasticidad de la piel.

Ácido hialurónico, un ingrediente muy versátil

El uso productos tópicos con ácido hialurónico puede ayudar a las personas a mantener una apariencia juvenil y hacer frente a muchos signos del envejecimiento, así como a prevenirlos. El uso de este tipo de cosméticos es especialmente importante en los cambios de estación y a medida que las temperaturas empiezan a descender y que el viento empieza a ser más frío.

Por otra parte, la sequedad adicional que llega de la mano del uso de mascarillas o cuando empieza a ponerse la calefacción también puede compensarse, al menos en parte, con el uso diario de una crema hidratante con ácido hialurónico.

Incluso aunque te hayas descuidado un poco, este tipo de cremas puedes empezar a notar cambios en poco tiempo. A las pocas semanas de usar un producto de ácido hialurónico tópico, es posible notar un aumento visible en la hidratación de la superficie de la piel.

También te puede interesar