Escrito por

Violencia de género

Si bien vivimos en pleno siglo XXI, en algunos aspectos nuestra sociedad se mantiene tan primitiva como en la época de las cavernas. Uno de los mayores flagelos al que hay que enfrentarse a diario es el de la violencia de género, en la que las mujeres son víctimas de abusos (físicos, verbales y psicológicos) por el solo hecho de serlo.

Violencia de géneroImagen de Bierzo

Esta problemática no distingue clases sociales, ni idioma, religión o nacionalidad. Todos los días, y en todo el mundo, se dan casos de mujeres que reciben golpizas, maltratos diversos, e incluso son asesinadas porque son mujeres. Es una aberración que hasta el momento no ha sido erradicada, y que lamentablemente parece no contar con una solución a corto plazo.

Conociendo más sobre la violencia de género

Se puede decir que se trata de la violencia ejercida contra las mujeres en diferentes ámbitos debido a que forma parte del género femenino. Analizar dicha definición en frío nos hace pensar en lo ridículo de la situación. Por lo general suele darse en lugares como el hogar (donde se registran los casos más frecuentes), pero también se pueden apreciar en el ambiente laboral y educativo.

La gran mayoría de los casos de violencia de género son perpetrados dentro del matrimonio, siendo el esposo el principal agresor. Es muy común que se apliquen tácticas como los insultos constantes, los golpes para reprimir cualquier intento de respuesta por parte de la mujer y el sometimiento sexual para demostrar quién es el que “lleva las riendas” de la casa. Otros ejemplos de violencia de género son el proxenetismo y la ablación de clítoris.

Hay que dejar en claro que la violencia de género no es algo nuevo, sino que proviene desde hace varios siglos, cuando la mujer era relegada a un rol secundario en el que sólo debía preocuparse por atender el hogar, criar a los hijos y satisfacer todos los pedidos de su marido.

Con el paso de los años, los motivos que llevan a esta situación tan aberrante se van modificando y encubriendo en el marco de las excusas. Muchos profesionales indican que los casos contemporáneos de violencia de género se producen debido a que el hombre ha perdido el puesto omnipotente tanto en la sociedad como en el hogar, debido a la posibilidad de las mujeres de trabajar y conseguir su propia libertad económica, política e ideológica.

Sea cual sea el motivo, todos los años son miles las denuncias de mujeres que son víctimas de violencia de género. En gran cantidad de países se han instalado distintas organizaciones que reciben denuncias y brindan contención a las víctimas, y ello ha permitido que se las mujeres tengan el valor de dar a conocer su situación sin temor.

De todos modos, todavía es demasiado alto el número de suicidios y homicidios relacionados a la violencia de género. Muchas veces se dice que estos últimos son “crímenes pasionales”, por lo cual siempre queda un manto de excusa sobre los hechos.

¿Qué se está haciendo para terminar con este problema?

Muchos organismos oficiales como las Naciones Unidas y Amnistía Internacional ponen mucho esfuerzo para terminar con la violencia de género. Pero el verdadero fuerte está en las asociaciones y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que ofrecen protección y contención a aquellas mujeres que sufren de esta situación aberrante.

Estudios indican que América Latina es una de las regiones que mayor determinación presenta en la lucha contra la violencia de género, ya que es allí donde se registra la mayor cantidad de casos. Para cerrar esta nota, cabe recordar que todas aquellas mujeres que sean víctimas de violencia de género (o cualquier tipo de violencia) no tienen que dudar en denunciarlo. El miedo es un arma muy fuerte, pero existen muchas personas dispuestas a ayudar.

Blogmujeres.com

Newsletter