Escrito por Tendenzias

Vientre Plano

vientre-plano

Cuando hablamos de reducir la grasa abdominal, de reducir esa tripa que no nos gusta nada y poder tener un vientre plano, de inmediato nos imaginamos haciendo muchas flexiones y sudando profusamente en el gimnasio o en la soledad de nuestra casa.

Cambiar nuestros hábitos alimenticios para reducir la ingesta de calorías, apuntarnos a un esquema de cardio training y trabajar la musculatura del estomago bajo la supervisión de un experto es la fórmula ideal para hacer desaparecer la “tripita”. No existen recetas mágicas ni milagrosas, conseguir un vientre plano y firme es un proceso que requiere tiempo y constancia aunque al final los resultados te sorprenderán.

En cuanto a la dieta, es imprescindible que hagamos cambios en la forma y frecuencia de lo que comemos. Estos son los dos aspectos fundamentales que determinan nuestro peso y nuestra salud en general. Busca información y ayuda profesional para conseguir el objetivo, posiblemente una nutricionista sea la persona más adecuada para ello.

En cuanto a los ejercicios para reducir el vientre debes realizarlos sistemáticamente al menos 4 días a la semana. Las estadísticas indican que a mayor actividad física, más rápido es el proceso, pero ojo sin pasarse ni convertirte en una obsesa del gimnasio. Siempre busca supervisión profesional y una evaluación médica antes de comenzar cualquier rutina.

El conseguir un vientre plano normalmente viene en dos fases: Primero debes enfocarte en quemar la grasa abdominal y según lo vas logrando debes incrementar la intensidad y duración del trabajo de los músculos del estomago y de la  piel de esa área del cuerpo para que recuperen su firmeza y tonicidad.

La práctica de Yoga, musculación, aeróbic, correr y saltar la cuerda son ejercicios que pueden realizarse fácilmente con un mínimo de esfuerzo y que te ayudarán a tener un vientre plano, siempre teniendo en cuenta factores como la edad, tu condición física y tu salud en general, pero son rutinas que puedes realizar en un gimnasio o en la tranquilidad de tu casa.

Finalmente no te centres sólo en el objetivo de tener un vientre plano, la mayoría de los expertos opinan que lo mejor es enfocarse en una mejora global de la condición física, eso sí a tu propio ritmo, cuidando tu salud y sin morir en el intento

Foto: Flikr

Blogmujeres.com

Newsletter