Escrito por Tendenzias

¿Qué es el diagnóstico genético preimplantacional?

DGP o  Diagnóstico genético preimplantacional

Fertilidad femenina

Todos cuando asumimos el deseo de ser padres, confiamos en que nuestros hijos nazcan con salud y disfruten de la misma siempre. Durante mucho tiempo, las preocupaciones sobre el nacimiento de un hijo, obligaban a una espera de nueve meses, prácticamente de total preocupación. Hoy en día, se puede recurrir al Diagnóstico Genético Preimplantacional o DGP. Esta es una exitosa técnica de reproducción asistida que permite diagnosticar la existencia de alteraciones genéticas o cromosómicas en los embriones para así contar con una seguridad de que los mismos se encuentran libres de enfermedades hereditarias y otras.

En muchas ocasiones la pareja se debe enfrentar a situaciones que hacen dudar sobre la salud del futuro bebé, como lo son los abortos recurrentes, el fallo de la implantación de Fecundación in Vitro o la alteración de la meiosis de los espermatozoides. Por ello con el DGP se puede disponer de embriones en el laboratorio para poder aprovechar la técnica de Fecundación in Vitro (FIV) con Microinyección espermática y que el procedimiento tenga éxito.

Con el DGP se analizan los preembriones en el momento que son fecundados en vitro y antes de colocarlos en el útero. El análisis consiste en una biopsia que permite reconocer los embriones sanos y los no sanos. Así se transfieren al útero solamente los embriones que están sanos para lograr un embarazo de un bebé totalmente saludable. Con la biopsia de las células de preembriones, la micromanipulación, el diagnostico citogenético y molecular así como la Fecundación in Vitro, las parejas podrán requerir una caracterización genética de las enfermedades que quieren sean diagnosticadas.

31-TEST-dgp blog mujeres

Es importante destacar que las pruebas de los preembriones, se pueden realizar según deseo de los padres y aunque los mismos no tengan condiciones de salud o   anomalías reproductivas que impidan la procreación natural, esto debido  a que no está permitida la obtención de preembriones por lavado uterino. Así que cuando ya se ha hecho la fecundación se realiza una biopsia preembrionaria en el tercer día después de dicha fecundación, aprovechando que en ese momento, el preembrión  tiene de 6 a 8 células y que se pueden tomar una o dos de las mismas, sin que ello comprometa su normal desarrollo.

Los preembriones permanecerán en el incubador luego de hacerse la biopsia, y hasta tener un diagnóstico sobre la detección de enfermedades, que es cuando la pareja podrá decidirse y hacer la transferencia de los preembriones saludables. Nada complicado pero si el trabajo de expertos que podrán dar a los padres la seguridad de  que se ha hecho un descarte de enfermedades y  que el producto del embarazo será un niño saludable.

Una técnica de reproducción asistida que cada día es más aprovechada por las parejas que quieren concebir.

Blogmujeres.com

Newsletter