Escrito por Tendenzias

10 consejos para cuidar y acabar con el pelo encrespado

Conseguir un pelos suelto y sedoso para algunas de nosotras parece una tarea de lo más difícil, el motivo suele ser siempre el mismo, el encrespamiento. Tengamos el cabello largo o corto, liso o rizado, nadie se escapa en algún momento de su vida a este terrible efecto. Tener el cabello encrespado significa, en la mayoría de los casos, pasar mucho tiempo con el secador y el cepillo para convertir un cabello rebelde en un cabello domable. Hoy vamos a dedicar este blog a daros 10 Consejos para Cuidar y Acabar con el Pelo Encrespado, consejos que si los aplicas verás como tu cabello gana en brillo, suavidad y manejabilidad.

10 Consejos para Cuidar y Acabar con el Pelo Encrespado

Los cabellos que más tendencia tienen al encrespamiento suelen ser los cabellos rizados u ondulados. En muchas ocasiones, cuando tenemos el cabello rizado y encrespado, nos empeñamos en querer lucir una bonita melena completamente lisa, la solución que encontramos es utilizar y utilizar sin parar la plancha, un instrumento que nos ayudará pero que también y si no se utiliza con moderación, nos resecará y castigará el cabello, provocando un mayor encrespamiento.

A continuación os vamos a dar una serie de consejos que podrás llevar a cabo en casa para evitar que el encrespamiento acabe con nuestra paciencia. Simplemente síguelos y verás en poco tiempo grandes resultados. ¡Comencemos!.

Consejo Nº 1. Evita lavar el cabello con frecuencia

El cabello tiene su propio sistema de hidratación, las células pilosas se encargarán de su buen crecimiento y su buen desarrollo, el cuero cabelludo posee unas glándulas que son las que se encargan de hidratarlo. Cuando lavamos el cabello a diario, esta capa que lo protege desaparece y al desaparecer aparece la deshidratación y por lo tanto el encrespamiento.

Si por el motivo que sea, nos vemos obligadas a lavar el cabello a diario, el mejor consejo que te podemos dar es utilizar como champú de diario un champú en seco. Este tipo de champú se aplica a cierta distancia tanto del flequillo como de las raíces, se deja actuar un par de minutos y se cepilla para eliminar los restos de producto. Tampoco es recomendable enjabonar el cabello mas de una vez, si lo lavas a diario, con un lavado será suficiente para no resecar más el cabello.

Consejo Nº 2.  No a los Champús Antigrasa

Los champús antigrasa se caracterizan por su gran capacidad para eliminar el exceso de grasa que en algunas ocasiones, el cabello puede producir. Cuando nuestro problema es el encrespamiento, este tipo de champús tienden a provocar justo el efecto contrario del que nuestro cabello necesita ya que conseguiremos un cabello mucho más seco y por lo tanto con mayor facilidad para el encrespamiento.

Si tu cabello es graso y además tiende al encrespamiento nuestro consejo es alternar un champú de uso frecuente con un champú antigrasa. Otra solución es optar por ampollas que se aplican al cabello una vez lo hemos lavado, repartiéndolo sobre el cuero cabelludo evitando que llegue tanto a medios como puntas. Con estas ampollas conseguirás solucionar los problemas de exceso de grasa sin comprometer al resto del cabello.

Consejo Nº 3.  La Importancia del Acondicionador

El cabello siempre necesita un grado de humedad óptima para mantenerse en buenas condiciones. Cuando nuestro cabello tiende al encrespamiento, significa que tiene mayor capacidad para perder la humedad que necesita. La solución, pasa por utilizar productos que permitan retener esa humedad tan necesaria.

Busca el acondicionador que mejor se adecue a tu cabello y aplícatelo una vez hayas lavado el cabello. Para potenciar aún más esta retención de humedad, además del acondicionador tras cada lavado, al menos, una vez a la semana aplica sobre el cabello una mascarilla especial de tratamiento, pero atención, sólo de medios a puntas.

Consejo Nº 4.  Evitar la Fricción con la Toalla

Normalmente cuando nos lavamos el cabello tendemos a enrroscarlo sobre una toalla para a continuación frotar el cabello húmedo con ella. Esta práctica nace de la creencia de que realizando este movimiento conseguimos acelerar su propio secado, pero esto es un muy grave error. Al frotar el cabello con una toalla lo que hacemos es cargar el cabello con electricidad estática, base del encrespamiento.

Cuando el cabello está húmedo, es vulnerable ya que se encuentra en su estado mas delicado, si lo frotamos con una toalla correremos el riesgo de romper las fibras del cabello. La mejor forma será la de recurrir al tradicional turbante pero siempre en tejido de microfibra, éste turbante lo mantendremos en la cabeza mientras terminamos de secarnos el cuerpo y de aplicarnos la crema hidratante o el aceite corporal. Cuando acabemos, tendremos el cabello mucho menos húmedo y preparado para el secado.

Consejo Nº 5.  Mantener las Distancias con el Secador

No os vamos a desvelar ningún secreto si os decimos que los secadores resecan el cabello. Intenta utilizarlo lo menos posible, pero cuando lo hagas siempre procura que la distancia sea al menos de 20 cm con tu cabello. La temperatura no deberá ser caliente sino una temperatura media, templada.

Cuando estés acabando de secarlo con el secador, no olvides dar un golpe por todo el cabello, con aire frío, de esta forma conseguimos cerrar las cutículas o escamas que forman el cabello, principal responsable del encrespamiento. Si eres una fan de las planchas o rizadores, intenta utilizarlos al menos, cada 15 días y si es verano, aprovecha para que el cabello se seque al aire libre.

Consejo Nº 6.  La Fricción el Mayor Amigo del Encrespamiento

El encrespamiento o “frizz” se produce cunando por culpa de la fricción producida al cepillar el cabello, éste sufre un desequilibrio tanto en las cargas positivas como en las negativas. Como consecuencia de este desequilibrio nuestro cabello se eriza y electrifica. El principal consejo que os podemos dar en utilizar cepillos de cerdas naturales frente a las cerdas acrílicas o metálicas y mejor cepillos de madera que de plástico o metálicos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Si tu cabello es rizado, será mejor que recurras a la técnica del desenredado con los dedos y siempre, en todos los casos, tomaros vuestro tiempo para peinarlo con suavidad.

Consejo Nº 7.  Utiliza Aceites Naturales

Productos como lacas, espumas, gominas, etc., muchas veces incorporan en su composición agentes capaces de proteger el cabello. Esto esta muy bien para un cabello normal que no sufra de encrespamiento, ya que esa protección inicial a la larga se transforma en una deshidratación del cabello.

Utilizar aceites capilares, ceras o pomadas serán una buena solución para poder retener la humedad propia del cabello, de la que ya hemos hablado anteriormente. Si además añades al acabado un spray que aporte brillo, no sólo obtendrás ese bonito acabado sino que además protegerá al cabello recubriéndolo con una película protectora.

Consejo Nº 8. Ojo a las Cantidades

Cuando tengamos que aplicar un producto de acabado sobre un cabello con tendencia al encrespamiento, tendremos la precaución de poner la cantidad justa de producto. Esta cantidad es mucho menor de lo que te imaginas, ya que deberá ser del tamaño de una avellana.

Esta cantidad se repartirá entre las palmas de las manos para a continuación, aplicarlo sobre el cabello de forma suave como si lo acariciásemos. Si aplicamos grandes cantidades corremos el riesgo de conseguir un peinado aplastado, rígido y seguramente según pase el tiempo, más encrespado.

Consejo Nº 9. No te Toques el Cabello

Una manía que muchas mujeres tienen es la de estar constantemente tocando el pelo, este gesto tan habitual es un directo responsable de un posible encrespamiento. Utilizar gorros, sombreros o quitarnos la ropa a través de la cabeza, también serán motivo de encrespamiento, por lo que presta atención a estos detalles.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Consejo Nº 10. La Queratina, un Milagro

Se trata de un tratamiento capilar que se aplica en los salones de peluquería. Un tratamiento a base de queratina hará que nuestro cabello quede suave y sedoso, sin esos molestos pelillos que parecen siempre flotar. Este tipo de tratamientos tienen una duración de aproximadamente 3 meses.

También te puede interesar:

Blogmujeres.com

Newsletter