Escrito por

Cirugía capilar: en qué consiste, métodos y alternativas

Tener un pelo bonito y sano es algo que todas las mujeres desean pero no siempre es posible. A veces sometemos a tantas cosas a nuestro pelo (tintes, secados, planchas. etc…) que acaba realmente dañado y la única solución parece un tratamiento a base de cirugía que ahora os explicamos con detalles. Veamos ahora todo sobre la Cirugía capilar: en qué consiste, métodos y alternativas.

En qué consiste la cirugía capilar

Aunque os suene a transplante de pelo, lo cierto es que en la cirugía capilar no interviene nunca el que tengamos que coger pelo de otra zona de nuestro cuerpo o de otra persona y transpantarlo a nuestra cabeza sino que en realidad el tratamiento podemos compararlo un poco a cuando nos sometemos a un tratamiento de keratina si bien tenemos que aplicar un producto similar al que se usa para la keratina.

Metodos de cirugia capilar

Cuando deseas alisar el pelo y te sometes al tratamiento de keratina, suelen aplicar formol sobre el cabello (además de otros productos), pero en la cirugía capilar lo que se aplica no cuenta con sustancias químicas o proteínas.

En el tratamiento de la cirugía capilar nos sometemos a que nos apliquen sobre el cabello una serie de ácidos grasos que se extraen por lo visto de la nuez moscada y que hidratan el cabello en profundidad.

¿Para qué sirve la cirugía capilar?

De este modo, podemos decir que la cirugía capilar, también llamada cirugía plástica capilar es un tratamiento que te permite poder recuperar no solo la salud del cabello, sino que además te elimina el “frizz” por completo y te permite poder trabajar de nuevo con tu pelo como si nunca antes lo hubieras “maltratado” a base de planchas o de tintes.

Lo que supone la cirugía capilar no es más que una hidratación profunda al cabello que produce suavidad, dando como resultado una magnífica apariencia de seda, brillo, al mismo tiempo que resalta su color natural o teñido.

Métodos para la cirugía capilar

El tratamiento de la cirugía capilar es bastante parecido, como ya he mencionado, al de la keratina ya que consiste en aplicar el producto y luego trabajarlo, pero podemos encontrar distintas opciones al respecto.

La cirugia capilar

Cirugía capilar básica

Lo básico o lo más normal para aplicar la cirugía capilar es echar el producto sobre el cabello de modo que lo cubra por completo. Luego se seca el cabello de toda la humedad que tenga y entonces pasamos la plancha para que el líquido que hemos echado penetre del todo y quede sellado a nuestro pelo.

Si te sometes a un buen tratamiento de cirugía capilar en un salón de belleza de confianza en el que sepan lo que hacen, podemos decir que notarás los resultados de inmediato y el pelo se mantendrá brillante e hidratado durante al menos seis meses.

Sin embargo, el tratamiento es muy parecido: consiste en aplicar el producto en todo el pelo, secar la humedad y pasar la plancha para que el líquido penetre profundamente y se selle en las hebras. Una vez realizado el tratamiento, los efectos se ven inmediatamente y se pueden conservar hasta seis meses.

Cirugía capilar con ampollas

La cirugía capilar o cirugía plástica capilar es tan sumamente revolucionaria que ya podemos encontrar en el mercado otros métodos que tienen que ver con el hecho del modo en el que se presenta el producto que debemos aplicar sobre el cabello.

De este modo podemos comprar unas ampollas específicas para este tratamiento que se disuelven en agua caliente y se aplican sobre el cabello (lavado previamente con un champú sin sodio).

Una vez has lavado el pelo debes secarlo parcialmente de modo que quede húmedo. Con la ayuda de un pincel de tinte debes extender la mezcla de la ampolla y el agua. Colócate un gorro de ducha durante 20 minutos para que el producto se filtre y por último pasa la plancha para que se acabe de sellar al cabello.

Método del injerto capilar

Por otro lado queremos mencionar también los injertos de pelo y aunque la cirugía capilar o cirugía plástica capilar no tiene nada que ver con transplantar el cabello (algo ya mencionado y explicado), muchas personas dudan de si es lo mismo dado que la palabra cirugía puede provocar que pensemos que realmente sí se trata de someterse a un método a partir de implantes de pelo.

Lo cierto es que al someternos a un injerto de pelo se realiza también una cirugía capilar, aunque el método es más complejo que lo que viene a ser la cirugía plástica capilar. Una cosa es para tener pelo donde no lo hay y la otra para recuperar belleza, densidad e hidratación del pelo dañado.

 Alternativas a la cirugía capilar

Tras haberos explicado cuál es la técnica de la cirugía capilar y deciros que es realmente efectiva para volver a tener un pelo bonito, hidratado y brillante, puede que desees conocer otras alternativas en las que no tengas que someter el pelo a un producto (aunque este no lleve químicos) y a una plancha. Veamos algunas alternativas que quizás también os convenzan a la hora de recuperar la belleza del pelo.

Cirugia capilar

Aceite de argán

Si sois asiduas a los salones de belleza y os habéis sometido a tratamientos para el pelo diversos, quizás os suene uno a base de aceite de argán del que podemos decir que es uno de los más naturales que existen. De este modo, es una buena alternativa para la cirugía capilar, además de servir también para las que no deseen someterse al tratamiento de keratina para alisar el pelo.

Con este tratamiento conseguirás que el cabello recupere toda su hidratación y brillo natural. El aceite de argán tiene como activo principal el ácido glioxílico que sella las escamas del cabello de modo que este queda recuperado al 100%.

Tratamiento marroquí

Por otro lado si no deseas someterte a la cirugía capilar puedes probar el conocido como “tratamiento marroquí” para el pelo que consiste en aplicar arcilla blanca, aceites de cacao y emulsiones de silicona las cuáles crean una especie de “impermeable” en la zona capilar, de manera que todas las proteínas del pelo se mantengan intactas a pesar de los lavados y secados a los que sometamos el cabello.

Taninoplastia

Por último nos queda mencionar la taninoplastia que es un tratamiento a partir del tanino, un polifenol vegetal que se extrae de la uva, así como el roble y el castaño.

Es también un tratamiento natural y sin conservantes químicos que permite hidratar el cabello pro completo a la vez que eliminas el “frizz” y lo alisas en profundiad.

Artículo de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías