Las mejores cremas para pieles atópicas: nuestra recomendación

Blogmujeres.com

La piel atópica se caracteriza por una xerosis extrema (sequedad), irritación, rojez, inflamación y prurito.

De todos los síntomas, es el picor el que más afecta a los enfermos y más condiciona las vidas de quienes la padecen.

No se ha podido determinar con claridad y exactitud la causa del la DA, aunque parece ser una enfermedad en cuyo origen y debut participan factores hereditarios, genéticos y ambientales, de tal forma que, en presencia de uno o los dos primeros, es necesario el concurso de alguno de los terceros (ambientales) para que la dolencia termine manifestándose.

Entre estos factores externos desencadenantes, los más comunes son:

  • El estrés. Cada vez hay más evidencias de la importancia de este en su desarrollo y posterior evolución.
  • Las temperaturas extremas.
  • La sequedad o el exceso de humedad.
  • Los químicos de todo tipo, presentes en productos de higiene personal, de limpieza del hogar, o en el ambiente.
  • La contaminación, hasta tal punto, que vivir en una ciudad incrementa por tres la probabilidad de padecerla.
  • Alguna infección cutánea que puede ser leve, e incluso no detectada.
  • Alergias de todo tipo, con especial predominancia de las alimentarias, sobre todo en bebés y niños pequeños.
  • El contacto con animales.

Aunque puede tenerla cualquiera a cualquier edad, es mucho más común en bebés y niños pequeños (la mayoría de los casos se presentan en niños de hasta 5 años y muchos de ellos antes de los 2 años), tiende a hacerse más leve e incluso sanar de forma espontánea con el paso del tiempo y, cuando se prolonga hasta la edad adulta o aparece entonces, suele ser más virulenta y grave.

Se presenta en brotes periódicos, entre los cuales la piel puede parecer totalmente asintomática, pero es muy importante cuidarla siempre, con una higiene adecuada y manteniéndola hidratada, para facilitar la regeneración y protección cutáneas (la piel atópica pierde su capacidad de barrera protectora).

Dada su extrema sensibilidad, encontrar una hidratante adecuada es vital y a veces, no resulta fácil, porque hay pieles que reaccionan a casi cualquier crema con más irritación, picor y hasta dolor.

Te presentamos una selección de productos que puedes fácilmente encontrar en el mercado y que, por sus características y composición, ofrecen más garantías y mejores resultados.

Recuerda que en el INCI (el listado de ingredientes, que debe estar presente en todos los productos de cuidado de la piel, higiene y belleza, por ley) no es obligatorio especificar el porcentaje de cada ingrediente, pero sí tienen que aparecer en orden de más a menos, excepto los que están en un porcentaje inferior al 1%, que aparecerán al final pero no necesariamente en orden de concentración.

Y ten en cuenta que en la Unión Europea están prohibidos los productos testados en animales desde el año 2013, así que no te dejes seducir por esa etiqueta, que, por defecto, corresponde a todo lo que se fabrica o comercializa en ella.

Como cada piel atópica tiene sus características particulares, lo que sienta bien a una puede no resultar en absoluto para otra, e incluso empeorarla, así que las opiniones ajenas son útiles hasta cierto punto.

Crema corporal para piel atópica de Akento Cosmetics

Consultar precio en web Akento o en Amazon

Una de nuestras favoritas, por su composición 100% orgánica, el cuidado de su fórmula, lo bien que se extiende, lo que cunde y cómo nutre la piel a fondo sin dejar sensación pringosa.

Ha sido testada específicamente en pieles atópicas y puede aplicarse tanto en el cuerpo como en el rostro.

Es blanca brillante, ligera y a la vez muy cremosa, y, como veremos analizando sus principales ingredientes, ayuda a recuperar la función de barrera cutánea y la capa hidrolipídica de la piel, calmándola y reduciendo el número de brotes, así como su intensidad.

Tiene un suave olor, que desaparece enseguida, y que se debe a su cuidada formulación, exenta de productos que puedan irritar, como conservantes (que, además contiene en muy baja proporción) o fragancias.

Es no comedogénica y compatible con tratamientos médicos vía tópica.

Es la misma falta de conservantes artificiales lo que hace que tenga una fecha de caducidad de dos años en cerrado.

Todos sus ingredientes tienen certificado Ecocert, lo que es una garantía de la calidad y el origen de los mismos.

Destacamos:

Emulium® Mellifera.

Hecho a base de cera de abejas y aceite de jojoba, principalmente, crea una película protectora sobre la piel, impidiendo la adhesión de las partículas de suciedad y protegiéndola de posibles infecciones o sobreinfecciones.

Además de mejorar la capacidad de la piel para mantenerse hidratada, recupera la flora cutánea, es antiinflamatoria y aporta a esta crema una de sus características más atractivas, ya que la hace capaz de cambiar, adaptándose a las condiciones externas de humedad, temperatura, etc., mejorando el efecto barrera de forma inteligente y reduciendo al mínimo cualquier posibilidad de sensación incómoda sobre la piel.

El aceite de jojoba, rico en ceramidas que se mimetizan con las de la piel, fortalece y reestructura la barrera dérmica.

Conocido por su muchos beneficios y su biocompatibilidad con la piel, es desinfectante y antiinflamatorio, deja una grata sensación de comodidad sin untuosidad y mejora notablemente la hidratación, a la vez que incrementa las defensas naturales.

Finalmente, tiene un inmediato efecto calmante.

Gatuline® Skin repair bio.

Es un compuesto registrado, que contiene cardo borriquero: cura y regenera la piel, ayuda en la síntesis del colágeno y proporciona un excelente efecto hidratante, al reforzar la cohesión de la barrera cutánea y estimular la b

Biogaline G.

Hecho a partir del aceite de granada, proporciona las mejores características de esta: calmante, cicatrizante y uno de los compuestos más antioxidante de la naturaleza, que además, impulsa y mejora las funciones cutáneas, incrementando la producción de colágeno y elastina y añadiendo protección frente al sol.

Solo la puedes comprar online, bien en la página del fabricante (akento.es) o en Amazon, donde la encontrarás a un precio muy superior.

Weleda leche corporal de Malva Blanca

Weleda leche corporal de Malva Blanca

Consultar precio

Otra marca que presume de un producto hecho a base de ingredientes 100 % naturales y cumple.

Aunque está concebida como crema para niños, es apta para adultos y da muy buenos resultados.

Su reclamo son los extractos de malva blanca y pensamiento, sumados a varios aceites como el de coco, el de sésamo, el de cacao y el de borraja, que hidratan y calman la piel, gracias a sus efectos antiinflamatorios y su compatibilidad con las propias grasas de la dermis. Su composición ayuda a regenerar la barrera cutánea.

Su uso continuado suaviza y distancia los brotes.

Nos sorprende en su INCI que los dos principios activos que se mencionan como el gran aporte de esta formulación, la malva blanca y el pensamiento, aparecen hacia el final de la lista, lo que significa que su porcentaje es muy inferior al de los aceites y la cera de abeja, que aparecen los primeros.

Es una crema agradable, densa, que normalmente se extiende bien. Alivia la piel seca y con picor inmediatamente, y su uso continuado mejora mucho la atopia cutánea.

Como única pega, mencionaremos el olor, que es poco común y resulta extraño. Se debe a la falta de conservantes y perfumes.

Dada su composición, es importante estar atento a la caducidad.

Cuenta con certificado Natrue.

También ha sido testada en pieles atópicas, es no comedogénica y puede aplicarse sobre los tratamientos médicos tópicos.

De sus ingredientes, seleccionamos:

Aceite de coco.

Es un gran hidratante, ya que crea una película protectora que impide que la piel pierda humedad, a la vez que refresca. También es antioxidante, antimicrobiano, repara la piel y la mantiene limpia.

Aceite de sésamo. 

Es un potente antioxidante, rico en vitamina E, que actúa, además, como antiinflamatorio, hidratante y protector solar. Además, es un vehículo ideal que ayuda a que otras sustancias penetren más y mejor en la piel.

Malva blanca. 

Es antiinflamatoria, calmante, cicatrizante y desinfectante.

Pensamiento. 

Tiene propiedades antiinflamatorias, curativas, cicatrizantes y regenerativas. Se utiliza desde la antigüedad para tratar la piel.

Bálsamo Relipidizante XeraCalm de Avène

Bálsamo Relipidizante XeraCalm de Avène

Consultar precio

Avène tiene a gala utilizar Agua Termal en todos sus productos, para aprovechar sus propiedades.

Es una marca que cuida sus formulaciones y ha desarrollado la crema relipidizante para restaurar la función barrera de la piel, la flora cutánea, aliviar el picor e hidratar en profundidad.

Se trata de una crema untuosa que mejora inmediatamente la sensación de sequedad, aunque los resultados cuando la piel está en pleno brote son irregulares.

Siendo realmente agradable y capaz de mejorar el aspecto y la sensación de la piel, nos convence menos por su composición, ya que contiene siliconas y otros ingredientes sintéticos, que no nos parecen la mejor opción, aunque, como hemos señalado, ofrece buenos resultados.

Eso sí, no tiene conservantes ni perfumes.

Algunos de sus ingredientes:

Complejo I-modulia®.

Hecho a partir del Agua termal de Avêne, es un activo biotecnológico que calma el picor y la irritación.

Cer-omega.

Realizado con lípidos parecidos a los de la piel, ayuda a mantener y restaurar la barrera cutánea.

Caprylic/Capric Triglyceride.

Un compuesto de ácidos grasos naturales que combina aceite de coco y glicerina. Es antiinflamatorio, antioxidante, muy hidratante y ayuda a estabilizar la fórmula.

Aceite de onagra.

Reduce el prurito y la inflamación, aporta grasas esenciales y mejora la recuperación cutánea.

Mustela Stelatopia bálsamo emoliente

Mustela Stelatopia

Consultar precio

No te dejes engañar por el envase: se trata de un producto apto para pieles atópicas de cualquier edad, que cuenta con incondicionales.

Se hace también en formato de crema, pero no es tan eficaz cuando la piel está irritada, en pleno brote, siendo más útil para períodos de remisión, si te molesta el tacto denso del bálsamo.

La fómula busca aliviar el picor, hidratar, restablecer la barrera cutánea y las defensas de la piel, así como la capa hidrolipídica. Además, tiene un efecto protector frente a infecciones bacterianas por staphyloccoccus aureus.

Es hipoalergénico, sin perfumes y no comedogénico. Apto para usarlo durante tratamientos tópicos. 

Nos gustan mucho algunos de sus ingredientes, como la perseosa de aguacate y el aceite de semillas de girasol no saponificable, pero nos hacen menos gracia las siliconas y la vaselina, que aparecen muy al principio del INCI.

¡Ojo! No decimos en absoluto que estos ingredientes sean peligrosos, solo que preferimos las opciones naturales, y más tratándose de pieles atópicas.

Este bálsamo mejora la piel atópica, la protege y la restaura.

Nuestros ingredientes favoritos:

Perseóse de Aguacate®. 

Obtenido a partir de huesos de un tipo de aguacate no alimenticio, de los que se extraen tanto aceite como polvo seco.

Su mejor característica es ser biomimético, es decir, totalmente compatible con la piel y, especialmente, con la atópica.

Repone la barrera cutánea, refuerza las defensas naturales y cuida las células epiteliales, evitando su deterioro.

Aceite de semillas de girasol.

El aceite de girasol es casi un imprescindible para pieles atópicas, por sus significativos efectos antiinflamatorios y calmantesestimula la síntesis de lípidos, reforzando la barrera; estabiliza el pH y mejora la hidratación.

Caprylic/Capric Triglyceride.

De cuyas características y beneficios ya hemos hablado.

Leti AT4 Crema corporal

Leti AT4 crema corporal.

Consultar precio

Los laboratorios LetiPharma han desarrollado, como tantos otros, una línea específica para pieles atópicas, de la que hemos seleccionado esta crema corporal.

Sabemos que gusta y tiene sus incondicionales, por sus buenos resultados incluso cuando la piel se pone peor.

Laboratorios Leti apuesta por una fórmula de la que no destaca ningún ingrediente especialmente, haciendo hincapié en los resultados conseguidos por la sinergia de todos sus componentes.

Es apta para bebés desde el primer mes, para niños y adultos.

Repara la función barrera, calma la piel, protege de posibles infecciones y estabiliza la microbiota.

Es hipoalergénica y no comedogénica.

Se trata de una crema equilibrada y agradable, que cumple con su cometido, aliviando y mejorando la piel, con una cuidada selección de ingredientes naturales.

De su formulación nos gusta especialmente la manteca de karité, que aparece muy al principio del INCI, por su propiedades hidratantes, antiinflamatorias, regeradoras y dedipilizantes, que se suman a su capacidad de proteger la piel tanto del sol como del frío. 

A-Derma Exomega Control crema emoliente

A-Derma Exomega Control

Consultar precio

Presenta un envase que permite mantener la crema estéril, evitando que se contamine, gracias a su sistema D.E.F.I.

Realizada con Avena Rhealba®, un principio activo a base de residuos de avena, sin proteínas que puedan ocasionar reacciones en algunas pieles especialmente sensibles. Se consigue así un producto que repara y reequilibra la piel.

Se trata de una crema densa, que se extiende bien, muy hidratante, específicamente creada para aliviar el picor de forma inmediata y dejar sensación de comodidad en la piel.

Su uso continuado reacomoda la piel, restándole sequedad y restableciendo la capacidad de esta para crear y mantener la barrera y la capa hidrolipídica.

Es hipoalergénica, está testada en pieles atópicas, es no comedogénica y compatible con tratamientos tópicos.

Además de la Avena Rhealba®, entre sus ingredientes destacamos:

Glicerina de origen vegetal.

Conocida por su gran capacidad para hidratar, aporta también un potente efecto antiinflamatorio, calmante y desinfectante, que la hace ideal para pieles atópicas.

Filaxerine®

Un compuesto de ácidos que contribuye a la reparación de la película hidrolipídica cutánea.

Niacinamida (vitamina B3).

Antibacteriana, antiinflamatoria, estimula la producción de ceramidas, fundamentales en la constitución de la barrera dérmica.

Además, reduce la producción de histamina y, por lo tanto, el prurito.

ISDIN Nutratopic Pro-AMP Crema Emoliente

ISDIN Nutratopic Pro-AMP

Consultar precio

ISDIN es un clásico en el cuidado de la piel y es considerada la marca líder por muchos usuarios.

Es una crema densa, fácil de extender, pensada para las zonas específicas en las que la atopia dérmica se manifieste.

Es hidratante, calmante, refuerza el efecto barrera y ayuda a mantener el manto hidrolipídico, a la vez que evita la adhesión bacteriana.

Cuenta con grandes defensores, por los resultados que consiguen con su uso continuado, y no seremos nosotros los que les contradigamos, aunque queremos destacar un par de puntos que nos hacen menos gracia en su formulación.

Pese a no contener conservantes, colorantes ni perfumes, para nuestro criterio, tiene un exceso de componentes y algunos de ellos nos gustan menos, como las siliconas o el laureth-9 o polidocanol.

Este último es un agente de comprobado efecto anti picor y calmante, pero puede producir reacciones en pieles sensibles, y su dosis máxima está regulada por la UE en un 3 % en productos que no se retiran después de su aplicación y en un 4 % en los que se retiran. El problema puede venir de la acumulación, es decir, que si se aplican sobre la piel varios productos con ese principio activo, puede estar sobrepasándose la dosis establecida como segura.

En su fórmula encontramos Rhamnosoft®, un compuesto que a sus propiedades antiinflamatorias, reductoras de la irritación y de refuerzo de la barrera cutánea suma la de estimular la liberación de moléculas de placer, lo que ayuda a controlar el picor.

Contiene también niacidamida, la forma de vitamina B3 que aporta a la piel efectos antiinflamatorios, bactericidas y reconstructivos de la barrera cutánea mediante la estimulación de la creación de ceramidas.

También te puede interesar