Escrito por

Dieta embarazo

En estas fechas muchas personas, sobre todo las mujeres, intentamos cuidar nuestra dieta con la finalidad de conseguir lograr el cuerpo que deseamos.

No obstante, hay muchos motivos de mayor relevancia por los que debemos mantener una dieta equilibrada, siendo, quizás, una de las más importantes el período que dura el embarazo.

embarazada

El cuidado de la dieta es uno de las variables fundamentales a la hora de tener un embarazo tranquilo y saludable, puesto que la vida del pequeño depende en gran medida de la buena alimentación de la madre.

Una de las máximas de la dieta de la futura mamá deben ser la calidad y la variedad de los alimentos ingeridos. Por tanto, todas las comidas de las mamás deben ser ricas en alimentos frescos, en los que es imprescindible el papel de los huevos y lácteos, los cereales, las frutas, las verduras, el pescado y las carnes.

Es de vital importancia que se incluyan todo tipo de alimentos en la elaboración de las comidas, para asegurar que se ingieren toda la cantidad de nutrientes necesarios para esta etapa de la vida.

Por ello, toda mujer que esté embarazada debe olvidarse de cualquier dieta de adelgazamiento, ya que este tipo de dietas priva a la futura madre de los nutrientes necesarios para el buen desarrollo del feto.

Dieta-para-embarazadas

Además, el coger algún que otro kilo de más durante el embarazo es algo fundamental para la evolución correcta del embarazo, siendo, como mínimo, necesario engordar una media de 4,5 kilos puesto que no ganar los kilos suficientes también es perjudicial para la salud del bebé.

Mientras que la mayoría de las mujeres huyen de las calorías, las que se preparen para ser mamás deben incrementar en 250 las calorías de la dieta diaria.

La alimentación equilibrada que deberá llevar a cabo, es importante dejar bien claro que tanto el exceso como la falta de algún tipo de alimento puede ser perjudicial. También hay que evitar el consumo de grasas, por lo que deberemos evitar la bollería industrial, los aperitivos de patatas y snacks, así como las bebidas gaseosas azucaradas o dulces.

Pese a lo que suele decir de la sal, es importante que ésta no se suprima de la dieta ya que es importante para ésta, aunque sí es recomendable el uso de la misma con moderación, pudiendo usar para evitar algún tipo de efecto secundario la sal yodada.

Una de las vitaminas fundamentales para cualquier mujer que se encuentre en estado de gestación es el ácido fólico, perteneciente al grupo B, presente en todas las verduras de hoja verde, en los espárragos, en las legumbres y en el hígado. Siendo imprescindible ingerir 0,4mg de esta vitamina cada día, sobretodo en las primeras semanas del embarazo.