Escrito por

Custodia compartida: cómo se regula y cómo solicitarla

Cuando un matrimonio o relación de pareja en la que se tengan hijos se rompe, lo preferible es que los menores de edad queden en custodia compartida, antes que sea uno de los dos padres el que prevalezca sobre el otro; pero dependiendo de cada caso dicha custodia puede ser o no, la mejor opción. Veamos a continuación, qué es la custodia compartida: cómo se regula y cómo solicitarla.

Qué es la custodia compartida y cómo funciona

El término custodia compartida significa el modo de ejercer la autoridad parental, cuando se produce un divorcio o separación. De este modo, de acuerdo a la ley los padres deben ejercer la responsabilidad parental sobre sus hijos de manera compartida: todas las decisiones de mayor interés para los niños con respecto a la educación y la salud deben tomarse de común acuerdo, Teniendo en cuenta las habilidades, inclinación natural y aspiraciones de los propios niños. Solo en los asuntos menos importantes de la administración ordinaria, los padres pueden tomar decisiones incluso por separado dada que cada progenitor tendrá su casa donde convivirá con los niños cuando les toque su período de custodia compartida.

En cuanto al hecho de con quien se quedarán los niños cuando se produzca la separación y se aprueba un convenio de custodia compartida, lo cierto es que la colocación de menores generalmente se realiza en el hogar de la madre, que suele corresponder con en el hogar conyugal, aunque los tiempos cambian y de hecho, si lo padres están de acuerdo, estos pueden presentar al juez un programa que permita que los niños pasen la misma cantidad de tiempo con uno y el otro . En este caso, los padres deberán contribuir únicamente al pago de gastos extraordinarios adicionales en proporción a su capacidad de ingresos.

En lo que respecta a los derechos sobre los hijos cuando existe una custodia compartida, tenemos que decir que tienen exactamente los mismos derechos. Los padres que desean ver a sus hijos más a menudo pueden hacerlo, siempre respetando los compromisos escolares y sociales de sus hijos y de su madre al comunicar sus intenciones con un adelanto adecuado o viceversa, porque también puede darse el caso de que el padre sea el que tenga a los hijos en su casa, y sea la madre la que se adapte a sus horarios para poder tenerlos cuando le toque.

Por otro lado, en el caso de que se forme una nueva familia por alguna de las partes, esta  no implica un cambio en las condiciones de la custodia compartida, a menos que el nuevo compañero o compañera de la madre o del padre demuestre ser una presencia negativa para los niños involucrados. Sin embargo, en algunos casos puede resultar en una solicitud de modificación de la asignación de mantenimiento.

Características de la custodia compartida

A todo lo que hemos mencionado, podemos hablar también de las características de la custodia compartida entre las que tenemos:

  • Centralidad exclusiva del interés del niño.
  • Salvaguardar el derecho del niño a mantener una relación continua y equilibrada con ambos padres, también después de la ruptura de la familia.
  • La colaboración entre los padres en las decisiones más importantes, es decir, promover el diálogo y la confrontación entre los padres, dirigidos únicamente al objetivo común de criar y educar a los niños,
  • El derecho del padre y la madre a tomar decisiones autónomas en períodos de convivencia con el niño, o el derecho a forjar espacios autónomos, dentro de los cuales construir una nueva relación con los hijos, sin ninguna interferencia o interferencia del ex cónyuge.
  • Por parte del legislador, se debe alentar la colaboración entre los padres, asegurando ese espacio vital de autonomía en la gestión de lo cotidiano, favoreciendo una “armonía” entre los mismos generada por una menor confrontación en pequeñas decisiones.
  • Cuando el juez haya estipulado este tipo de custodia, deberá establecer cuál va a ser la residencia permanente de los hijos.
  • Los niños deben mantener, incluso si la familia está dividida, el derecho a una relación equilibrada y continuar con ambos padres, recibir de ellos tanto el cuidado como la educación y mantener relaciones con los abuelos y familiares en general. .
  • En la disposición, el juez establece los tiempos y los métodos para la presencia de los niños con cada padre, para que no se hable de “derechos de visita” como en el caso de la custodia exclusiva.

¿Cómo se aplica la custodia compartida?

La custodia compartida puede seguir las siguientes formas:

  • Asignación a una residencia alternativa : esta modalidad prevé que el hijo menor alterne los períodos de convivencia con ambos padres de modo que son los padres los que alternan en la casa donde viven los niños de forma permanente.
  • Confiar auna residencia privilegiada : este método, quizás el más común, establece que el menor reside principalmente en la residencia del cónyuge que se considera más adecuado y pasa periodos de tiempo establecidos (como los fines de semana o las vacaciones) con el otro cónyugue.

Convenio regulador de la custodia compartida

Una vez se haya establecido que los padres van a tener la custodia compartida de los hijos, el juez establece un convenio regulador, es decir, el convenio que regirá cómo se va a desarrollar esa custodia. Este tipo de convenio se distribuye en varios puntos que deben claros a ambas partes, los cuáles pueden ser:

Patria potestad

En este apartado se establece que son los dos progenitores los que tienen la custodia compartida de los menores asumiendo sus derechos y deberes al respecto, por lo que ambos padres pueden compartir y participar en la educación y cuidado de los hijos, pero a su vez también podrán decidir de manera independiente en el día a día de la convivencia con los menores.

Guarda y Custodia

En este punto del convenio regulador, el juez establece con quién van a vivir los niños, o si de hecho deberá establecerse una casa para ellos, en la que se turnen el padre y la madre durante periodos de tiempo que pueden ser semanales, quincenales o mensuales.

Vacaciones

El convenio regulador de una custodia compartida debe hacer mención también a los periodos de vacaciones, de modo que quede establecido con quién pasan las vacaciones los niños, en verano y Navidad, así como en Semana Santa y días festivos.

Cómo solicitar la custodia compartida: requisitos

Para solicitar la custodia compartida de los niños, se deben cumplir una serie de requisitos que ahora enumeramos.

  • Predisposición de los padres a que se lleve a cabo la custodia compartida y una declaración individual de cada progenitor con su compromiso al cuidado y educación de los hijos.
  • Los padres deben comprometerse también a tener una relación cordial por el bien de los hijos, en la que prevalezca el interés por la educación, mantenimiento y cuidado de los hijos.
  • Los hijos mayores de 12 años pueden declarar si están de acuerdo con la custodia compartida o si tienen preferencia por alguno de los progenitores.
  • Los padres deben declarar su nivel de ingresos, el domicilio asignado en el que vayan a convivir con los y como no, cuáles son sus horarios.
  • Además, en caso de que sea necesario el juez puede pedir un informe por parte de especialistas en el que se estudie si la custodia compartida es adecuada o no para los menores.
  • Que se demuestre ausencia de violencia por parte de alguna de las partes (se puede pedir un informe o declaración de penales), y que no se haya producido nunca ninguna situación de violencia doméstica.

Artículo de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías