Escrito por Tendenzias

Conozca los derechos de la embarazada, del parto y del bebé

bebe2.jpg

Hoy te contamos las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre los derechos de la embarazada, del parto y del bebé:

Recomendaciones para el embarazo:

1ra. y 2da.: los Ministerios de Sanidad deben establecer directrices muy claras y específicas sobre la introducción de la tecnología en los servicios de salud, así como realizar encuestas colectivas para evaluar la aplicación de la tecnología en Obstetricia.

3a.: toda la población debería estar informada sobre las diversas formas de asistir al parto, para que cada mujer pudiera elegir la que más le convenga en el momento oportuno.

4a.: se reconoce la utilidad de los grupos de apoyo femeninos para la difusión de conocimientos sobre el embarazo y el parto.

5a. y 6a.: la recomendación explicita que el sistema tradicional de asistencia perinatal (comadronas, parteras o matronas tradicionales) debe coexistir con el sistema oficial, precisándose de una estrecha y permanente colaboración entre ambos sistemas, y sin pretender que un sistema prevalezca sobre el otro: “Para garantizar una asistencia óptima a la mujer embarazada”.

7a.:  la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda “estimular y favorecer la formación de comadronas, parteras o matronas tradicionales, que serían las responsables de la asistencia a dispensar en los casos de embarazo, parto y post-parto normales”.

8a.: las mujeres deben participar en la planificación de la aplicación de la tecnología al embarazo y parto, en la evaluación de los resultados de esta aplicación y en la difusión de los mismos.

9a.: se establece la necesidad de: “informar a los usuarios reales y potenciales de los hospitales sobre los procedimientos obstétricos en vigor en esos mismos hospitales (tasa de cesáreas, tasa de episiotomías,
etc.)”.

Recomendaciones para el parto:

10a.: el bienestar psicológico de la madre debe estar asegurado no sólo por la presencia de una persona de su elección durante el parto, sino también por la posibilidad de recibir libremente visitas durante el periodo del post-parto.

11a.: cuando el estado de salud del recién nacido y de la madre lo permita, el recién nacido debe estar siempre con ella: “Ningún examen ni maniobra clínica justificaría que se separara de su madre a un recién nacido sin problemas de salud”.

12a.: la lactancia materna debe estimularse tempranamente e iniciarse, en cualquier caso, antes de que la madre abandone la sala de partos.

13a.: los países que tienen las tasas de mortalidad perinatal más bajas del mundo son los mismos que tienen las tasas de cesáreas inferiores al 10%, por lo que “No hay ninguna razón que justifique la existencia de tasas de cesáreas superiores al 10% en ningún país del mundo”.

14a.: en mujeres que ya han sufrido una cesárea segmentaria transversal debe favorecerse el parto por vías naturales, disponiendo siempre de una infraestructura quirúrgica para las situaciones de urgencia.

15a.: sobre la monitorización fetal rutinaria durante el parto: “No se ha demostrado que tenga un efecto positivo sobre el bebé o sobre la madre”. Sólo debería utilizarse con indicación médica real y precisa, ante riesgo de mortalidad perinatal, o si el parto ha sido provocado o inducido artificialmente.

16a.: no son necesarios antes del parto ni el rasurado del pubis, ni la administración de un enema o lavativa.

17a.: la mujer no debe estar acostada sobre la espalda durante el parto (posición obstétrica hospitalaria usual), y debe estimulársela a caminar durante el período de dilatación y a elegir la postura que desee adoptar en el momento del parto.

18a.: la OMS sostiene que no es necesaria la episiotomía (corte en el periné) sistemática: “Deberían estudiarse otros métodos de protección del periné y adoptarlos si se demostrara su eficacia”.

19a.: ningún parto debe provocarse ni inducirse por comodidad o rutina: “Solamente si lo requirieran indicaciones médicas precisas y justificadas. Ningún país debería tener tasas de provocación ni de inducción artificial del parto superiores al 10%”.

20a.: evitar la administración sistemática de analgésicos o anestésicos durante el desarrollo del parto, excepto si están expresamente indicados para tratar o prevenir una complicación realmente existente.

21a.: desaconseja la ruptura artificial y sistemática de membranas antes de un estadio muy avanzado del parto al no estar justificada por ningún dato científico.

Vía: lamujerylapareja

Blogmujeres.com

Newsletter