¿Cómo quitar un chupetón del cuello rápidamente?

En un momento de pasión, tanto tú como tu pareja se dejaron llevar, y terminaste por despertarte con un moretón de apariencia redonda, y de color rojo púrpura y también ligeramente violáceo. Es lo que popularmente se conoce bajo el nombre de chupetón, y aunque el lugar más común de aparición suele ser la zona del cuello, en realidad pueden surgir en cualquier lugar donde se aplique la suficiente presión como para provocarlo. De hecho, el chupetón no es más que un moratón. Por tanto, como veremos a continuación, se trata de una ruptura de los vasos sanguíneos que encontramos situado debajo de la superficie de la piel. Por este motivo, no solo tienen por qué estar relacionados con momentos de pasión. Pero, una vez que surgen, es común que nos puedan acabar llenando de cierta vergüenza. De ahí que nos hagamos la siguiente pregunta: ¿qué podemos hacer verdaderamente para quitarlos, y sobre todo conseguir hacerlo rápidamente?.

Cómo quitar un chupetón del cuello rápidamente

Si tuviéramos que definirlo de alguna u otra manera, básicamente podríamos decir que un chupetón consiste en realidad en el resultado de la ruptura de vasos sanguíneos, o capilares, situados debajo de la superficie de la piel. Estos vasos sanguíneos se tienden a romper cuando chupamos o mordemos la piel, de manera que la sangre derramada se acumula debajo de ella y termina originando un moretón de color oscuro.

Cómo deshacernos de los chupetones rápidamente

Existen algunos consejos o remedios naturales sencillos que pueden sernos de enorme ayuda a la hora de quitar un chupetón del cuello. Son fáciles de aplicar, y en algunos casos pueden ser de enorme utilidad.

Cuchara fría

Es un remedio natural fácil de aplicar. Solo tienes que poner una cuchara en la nevera, y dejar que se enfríe un rato. Incluso si lo prefieres puedes optar por dejar la cuchara en el interior del congelador durante al menos 30 minutos.

Luego, coloca la parte posterior de la cuchara fría sobre el hematoma, lo que ayudará positivamente a la hora de reducir la hinchazón.

Es una opción excelente a la hora de aplicarlo el primer día después de haber aparecido el hematoma, lo que ayudará a ralentizar el flujo de sangre de los capilares rotos, y será útil además a reducir el tamaño del chupetón (hematoma, a fin de cuentas).

Compresa fría o hielo

Las compresas frías o incluso los cubitos de hielo pueden ser también útiles en este sentido, ya que funcionan de la misma manera que lo hace la cuchara fría.

Compresa fría o hielo

Es aconsejable aplicarlo directamente en el lugar donde tengas el chupetón, dejándolo actuar durante 10 minutos. Eso sí, debes tener especial cuidado con el hielo, puesto que aplicado directamente sobre la piel puede acabar quemándola. Por tanto, en caso de utilizar cubitos de hielo, lo más aconsejable es hacerlo encima de un paño de cocina limpio.

Sea como fuere, es aconsejable utilizar frío durante las primeras 48 horas, haciéndolo además varias veces al día, hasta que la hinchazón y la tonalidad oscura se reduzcan.

Pulpa de áloe vera

El áloe vera tiene la particularidad de acelerar el proceso de curación, gracias a las distintas propiedades antiinflamatorias que posee el áloe vera, que ayuda a reducir tanto la inflamación como el dolor de la piel.

Para obtener la pulpa espesa y gelatinosa en el interior de una hoja de áloe vera solo tienes que recortar una hoja y dejar que la pulpa salga durante algunos minutos, recogiéndola en un tazón.

Luego, solo tienes que aplicarte una capa delgada de la pulpa de áloe vera directamente sobre el hematoma o moratón, al menos dos o tres veces por día. Eso sí, es posible que la pulpa pueda causar irritación. Si esto sucede, lo ideal es dejar de utilizarla y sustiruirla por cualquier otro remedio natural.

Aplica presión

En especial si lo haces rápidamente una vez haya aparecido el chupetón, aplicar presión de manera inmediata se convierte en una opción excelente para evitar que el hematoma o moratón se agrande, ralentizando el flujo de sangre.

¿De qué forma podríamos disimular el chupetón del cuello?

Una opción tremendamente útil y sencilla a la hora de disimular un chupetón en el cuello es utilizar algún tipo de corrector, que puede combinar a la perfección con la tonalidad de la piel, y que ofrece la posibilidad de cubrir determinadas imperfecciones. Básicamente tendrás que aplicarlo ligeramente, sin abusar, utilizando el dedo anular para mezclarlo con suavidad.

No obstante, en caso de no disponer de un corrector, puedes optar simplemente por una bufanda o una prenda de vestir de cuello alto. Eso sí, siempre y cuando nos encontremos en una estación en la que sea aconsejable su uso (otoño o invierno), ya que en verano… digamos que simplemente se verá un poco raro.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar