Cómo limpiar la ropa blanca para que quede perfecta

La ropa blanca luce espectacular cuando nos la ponemos, pero igual que resulta un color elegante, sofisticado y alegre si la sabemos combinar bien, también sucede con ella que se ensucia y pierde el color con facilidad. Que la ropa blanca quede perfecta no siempre es tan sencillo como meterla en la lavadora y listo. […]
Blogmujeres.com

La ropa blanca luce espectacular cuando nos la ponemos, pero igual que resulta un color elegante, sofisticado y alegre si la sabemos combinar bien, también sucede con ella que se ensucia y pierde el color con facilidad. Que la ropa blanca quede perfecta no siempre es tan sencillo como meterla en la lavadora y listo. A menudo las prendas de color requieren de cuidados extras para que recuperen su tonalidad original y luzcan bonitas. Te explicamos Cómo limpiar la ropa blanca para que quede perfecta y no termines cansándote de lavar y lavar sin resultado.

Regla número 1. Nunca mezcles ropa blanca y ropa de color

como-limpiar-la-ropa-blanca-istock2

Quizás te resulte una obviedad, pero aún hay personas que cuando ponen su lavadora echan indiscriminadamente la ropa sin mirar qué color tenga y mezclando colores. Puede que no suceda nada, pero hay prendas que son especialmente delicadas y atrapan los colores, o prendas que están tintadas de mala calidad que sueltan tinte y perjudican a toda la colada. Si metes juntas unas y otras prendas, es decir, una que suelta tinte y otra cuyo tejido atrapa el color de las demás, tu combinación será mortal para tu prenda blanca. Por eso, aunque tengas que poner dos lavadoras, es preferible que lo hagas así y separes la colada de color de la colada blanca o de tonos claros. Créenos que lo agradecerás.

Regla número 2. Lava con agua fría

El agua caliente estropea la ropa, así que a partir de ahora, si acostumbrabas a lavar con agua caliente, olvídate de este hábito y empieza a hacerlo con agua fría, tanto en el pre-lavado como durante todo el proceso. El agua fría para lavar la ropa vendrá bien a toda las prendas, tanto las blancas, que quedarán más brillantes, como a las de color, pues ambas saldrán con los colores más intensos. Si lavas con agua caliente, con el tiempo los colores se irán quitando y los tejidos del calor van estropeándose.

¿Cómo limpiar el maquillaje de la ropa:

Regla número 3. Lava las prendas del revés

Puede que hayas escuchado hacer esto con los pantalones vaqueros. Pero no funciona solo con los denim. Cualquier prenda echada en la lavadora dada la vuelta se conserva mejor. La limpieza será igualmente eficaz, pero al evitar ese frote y roce intenso, no saldrán esas antiestéticas bolitas que tanto coraje nos da y que afea la apariencia de cualquier prenda, haciendo que parezca que la ropa es vieja incluso aunque apenas hace un par de meses que la compraste. Lava las prendas del revés y notarás la diferencia, y el ahorro que haces en tu vestuario ya que conseguirás prolongar la vida de tus prendas favoritas.

Regla número 4. La lejía no es buena

El primer recurso cuando queremos limpiar bien y eliminar manchas difíciles, o aclarar una prenda blanca a la cual no hemos podido dejar blanca del todo es usar lejía. Pues bien, este viejo truco tan popular no solo no conseguirá sus objetivos sino que además es contraproducente, porque la lejía es un producto muy fuerte que estropea los tejidos. Con el uso, la ropa no no solo no se blanquea sino que encima acaba amarilleando. Dí adiós a la lejía para la ropa blanca.

Regla número 5. No uses blanqueadores

como-limpiar-la-ropa-blanca-istock3

Con los productos que venden para blanquear la ropa, por lo general, sucede lo mismo que con la lejía. Los químicos estropean las prendas y lo amarillean. Mejor pásate a los blanqueadores naturales que vamos a mostrarte a continuación.

Regla número 6. Sí al bicarbonato de sodio

Si con los blanqueadores químicos para la ropa tenemos problemas, sin embargo sí que podemos recurrir a productos que ayudan a conseguir ese blanco tan deseado en nuestras prendas. Y lo más curioso es que los tenemos muy cerca, en nuestra propia despensa y por muy poco dinero. Además de que, a diferencia de los blanqueadores químicos, estos blanqueadores naturales no son nocivos para la salud. Por ejemplo, el bicarbonato de sodio.

Zapatos de ante siempre limpios con estos trucos:

El bicarbonato de sodio podemos tomarlo, y es un ingrediente que incluimos en multitud de recetas, aparte de ingerirlo cuando tenemos problemas de acidez estomacal. También tiene diferentes usos domésticos y para la belleza, como la mascarilla de bicarbonato para cuidar la piel, para lavar nuestros dientes, para desinfectar accesorios de mascotas o para limpiar la plata, etc. Pues usado en la lavadora nos ayuda a cuidar de la blancura de nuestra ropa. Para esto, se añade media taza de bicarbonato en el prelavado. Lo puedes agregar a continuación de tu detergente habitual.

Regla número 7. Otro blanqueador no tóxico: el bórax

Una o dos cucharadas de bórax cuando la lavadora vaya a proceder al enjuague de tu ropa, y tanto la blanca como la de color, saldrá impecable. Pese a su nombre algo imponente, puedes usarlo tranquilamente porque no es tóxico.

Regla número 8. Zumo de limón

Prepara el zumo de dos limones y añádele un poco de sal. Echa esta mezcla junto con tu gel o detergente de lavar la ropa.

Regla número 9. Secar la ropa al sol

como-limpiar-la-ropa-blanca-istock4

La ropa secada al aire libre se conserva mejor que cuando la secamos usando la secadora. Al igual que nuestro pelo cuando abusamos del secador que termina resecándolo y quemándolo, similar ocurre con la ropa cuando la sometemos a las altas temperaturas de la secadora. Si ya el lavado es delicado, usando la secadora sometes a las prendas a un doble proceso que puede ser agresivo para ellas. Así que si hace sol y puedes tender tu ropa al aire libre, mucho mejor.

Adiós a las manchas con amoníaco y agua oxigenada

Si tus camisas o jerséis blancos tienen manchas amarillas en el cuello que no hay modo de eliminar, prueba a remojar la prenda en una mezcla que se consigue echando un vaso de agua oxigenada con amoníaco por cada litro de agua.

¿Manchas de sudor? Usa vinagre

como-limpiar-la-ropa-blanca-istock5

Advertisement

Cuando en las axilas de tu camisa, camiseta o vestido queden marcas de sudor o del desodorante, elíminalas dejándolas en remojo con vinagre durante media hora. Pasado este tiempo, lava en tu lavadora la prenda como haces habitualmente.

Cada tejido, un cuidado especial

Hablamos de ropa blanca, pero es que no todos los tejidos necesitan el mismo cuidado. Por ejemplo, la ropa de lana blanca hay que lavarla con agua fría y un gel para prendas delicadas. Posteriormente, se enjuaga añadiendo dos cucharadas soperas de agua oxigenada al agua de enjuagado.

Si lo que quieres blanquear son sábanas o manteles, te ayudará en tu objetivo dejarlos en remojo con leche no pasteurizada. Además, si aún le quedaron esas feas manchas de humedad que, además no son nada saludables, lávalos con un poco de amoníaco en el agua.

Te puede interesar:

Galería de imágenes Cómo limpiar la ropa blanca para que quede perfecta

Blogmujeres.com
Cómo limpiar la ropa blanca para que quede perfecta
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar