Escrito por Tendenzias

Cómo encontrar el equilibrio entre el amor y la amistad

Muchas veces  aparecen cuestionamientos y dilemas a la hora de repartir el tiempo libre entre el amor y la amistad.  Contar con un grupo de amigos cercanos que nos acompañen en el día a día es un tesoro muy valioso. Los amigos están a nuestro lado contra viento y marea, a través de los años, de los novios, de los trabajos y ante cualquier cuestión importante. Sin embargo, en general esos lazos se debilitan al aparecer una relación romántica en el medio, no por problemas de compatibilidad  entre las personas afectadas,  sino muchas veces es simplemente por una mala administración de los tiempos. Pero es posible lograr un sano equilibrio siguiendo estas sugerencias que pueden salvar algunas de tus relaciones (tanto de amistad, como amorosas) de forma simple:
Que no se corte…
Es importante mantener el diálogo, que la comunicación sea fluida. Esto es tan importante en una pareja como en una amistad. Si eres contactado por tus amigos o tu pareja, intenta  ser rápido para responderles y trata de mantenerte en contacto tanto como  te sea posible. Si no has visto a un amigo por un tiempo, llámalo simplemente para saber cómo está, hazle saber que estás presente para él con un gesto simple.Mantenerse en contacto conservará la amistad estable y te permitirá demostrar que te importa cuidar esa amistad, incluso si estás pasando mucho tiempo con su pareja, estando de vacaciones, tomando cursos de idiomas en el extranjero,  o trabajando como un condenado… por el motivo que fuera. Si no los puedes ver, no dejes de estar presente y mantener la comunicación viva.
Dile NO a los plantones
Uno de los bienes más preciados de la  amistad es la confianza, así que es mejor no arriesgarse a perderla. La postergación a la hora de ver a un amigo, por alguna tarde de pereza  en pareja, no es buena idea. No dejes de hacer planes con tus amigos y no los canceles en el último minuto. El daño que le hace a tu amistad, podría  ser irrevocable, sin mencionar si llegaras a hacerlo porque decidiste ir a estudiar ingles en Malta por ejemplo, o mudarte a algún punto de África por algunos meses.  Cuando no es un imprevisto real e importante,  la falta de consideración al no asistir o cancelar una reunión, es gravísima. No lo hagas.

Apuesta a la integración

La mejor forma de evitar disputas y malentendidos  es asegurándote de que tus amigos se conviertan también en amigos (o simpatías) de tu pareja y viceversa. De este modo, todos pueden pasar tiempo juntos y no tendrá que elegir entre los dos mundos. No se trata de que siempre que veas a tus amigos sea con tu pareja, ni que cada vez que salgan en pareja sea con amigos, pero sí que puedan intercalar y así no pase mucho tiempo sin que veas a tus amigos y que puedas disfrutar del poco tiempo libre que tengas, también con tu pareja.

Teniendo en mente estos 3 preceptos básicos, podrás lograr un buen equilibrio, para disfrutar del verano o de cualquier momento libre que tengas, manteniendo contentos a todos y en especial ¡a tu espíritu! Disfrutando de buenos ratos con todos tus afectos cerca.

Blogmujeres.com

Newsletter