Escrito por

Cómo aprender a maquillarse: rostro, ojos y labios paso a paso

¿Te gustaría lucir un maquillaje profesional pero no tienes ni idea de cómo lograrlo? Te explicamos Cómo aprender a maquillarse: rostro, ojos y labios paso a paso.

Cómo aprender a maquillarse el rostro

como-aprender-a-maquillarse

No es difícil pero hay que saber hacerlo bien, porque si aplicamos mal un maquillaje el resultado puede ser devastador. No te preocupes, porque a lo largo de las siguientes líneas te vamos a explicar paso a paso cómo maquillarte para que consigas buena cara y un look perfecto.

Antes de empezar a enseñar a maquillarte ten en cuenta unas premisas. La primera de ellas es que no existe mujer fea, sino mujer que no ha sabido sacarse partido. Y la segunda, es que el mejor maquillaje, es aquel que no se nota, por lo tanto, huye del efecto máscara y del maquillaje muy cargado. Ahora sí, veamos.

Primero: Limpieza facial e hidratación

Es el paso previo pero fundamental a un buen maquillaje. No solo ayudará a fijar mejor el maquillaje y que se vea más bonito, sino que además es una rutina básica para que tu piel tenga buena salud y prevenir el envejecimiento, las arrugas, los granos y la mala cara. Además, también ayudará a prevenir alergias y problema cutáneos, siempre eso sí, usando los productos adecuados y respetuosos con la piel.

Lava tu cara con un jabón neutro o uno específico para tu tipo de piel y sus necesidades. A posteriori, haz lo mismo con la hidratación y aplica una buena loción hidratante. Si tienes grasa, escoge una loción libre de aceite.

Por otro lado, opta por una hidratante que también tenga protección solar.

Segundo: Aplica una prebase

Cubre los poros y esconde las imperfecciones, por lo tanto, no es tontería aplicar un producto prebase. Los hay de distintos tonos según las necesidades de cada tipo de piel. Por ejemplo, morada si tu piel es ligeramente amarillenta; base rosada para la piel demasiado pálida; prebase verdosa para la piel con granos y rojeces.

Aplícala con una brocha haciendo círculos pequeños por la cara.

Tercero: La base de maquillaje

como-aprender-a-maquillarse2

Es el producto más importante para un buen acabado. Escoge la de mayor calidad, sin aceites y con factor de protección alto. Las hay de distintos tonos, opta por aquella que se funda con tu piel cuando la apliques. Prueba varias sobre tu cuello o tu mandíbula, y la que veas que mejor se confunde con tu tono de piel, esa es.

Por otro lado, hoy en día tenemos bases muy cubrientes, ligeras, mates o satinadas. Si estás en un mar de dudas, lo mejor es elegir una base que sea de ligera a media, fluida y, muy importante también, de larga duración.

Cuarto: El corrector

Aprende cuál necesitas en cada caso, aunque lo ideal es tener varios a mano.

-El amarillo te ayudará a tapar las ojeras.

-El azul disimula las zonas amarillentas de la piel.

-El marrón da profundidad al rostro.

-El blanco ilumina la piel.

Quinto: polvos compactos

Los polvos traslúcidos hay muchas mujeres que lo pasan por alto, sin embargo, son de gran utilidad, pues ayudan a fijar el maquillaje y, por otro lado, evita que nos salgan brillos, sobre todo, en esa zona tan común de brillos como es la frente y que tanto nos afea.

Sexto: el contorno y el iluminador

En especial si tienes un evento y quieres verte impecable, no olvides estos pasos y estas técnicas. Para el contorno, está muy de moda la técnica del contouring, la cual consiste en crear sombras para lograr un contraste y que ciertas zonas de la cara se vean más afiladas o finas. Por ejemplo, que los pómulos sobresalgan, o la nariz parezca más delgada.

Por otro lado, se aplica un iluminador para todo lo contrario, es decir, crear brillo y, con él, lograr volumen.

Descubre las tendencias en maquillaje para esta temporada:

Séptimo: el colorete

Puedes escogerlo en crema o en polvo. Comienza aplicándolo desde la mitad del rostro y hacia la sién. Difumina bien. Conseguirás un rubor muy favorecedor marcando los pómulos si lo aplicas bien. Para que el resultado sea bueno, cuida de usar el tono correcto, por ejemplo, para una piel clara, va bien un colorete rosa o anaranjado suave; si tu tez es oscura, le pegan los tonos malvas; en pieles oscuras, el naranja intenso y el morado van geniales.

Cómo aprender a maquillarse los ojos

como-aprender-a-maquillarse3

Especial atención merecen los ojos. Las ventanas del alma tienen que destacar más que ninguna otra parte de nuestro rostro.

Primero: las sombras de ojos

Escoge la sombra de acuerdo al color que quieras según tu atuendo y según tu estilo. En cualquier caso, conviene usar varios tonos: en la zona central y superior del ojo, va mejor una sombra más clara que en el resto del ojo. Usa un pincel pequeño y comienza sobre el pliegue del párpado. Finaliza con una gota de iluminador sobre el lagrimal. Difumina bien tu sombra para crear distintos efectos.

¿Tienes los ojos verdes? Aprende a maquillarlos

Segundo: el delineador

Muchas mujeres tienen dificultades a la hora de aplicar el delineador. Es sencillamente cuestión de práctica. Asimismo el delineador o eyeliner lo hay en distintos formatos como son de rueda, en lápiz o en líquido. Busca el que mejor se te de para aplicarlo y traza una raya por el párpado superior del ojo siguiendo la línea de las pestañas. Si quieres ojos de gato, alarga la raya hasta la sien.

Tercero: el rímel

como-aprender-a-maquillarse4

Si quieres, usa un rizador para rizar tus pestañas. A continuación, aplica una capa de rímel y deja que se seque. Cuando esté seca, pasa el rímel pero solo por las puntas. En cuanto al color, tienes marrón y negro. El color marrón consigue un resultado más natural, mientras que el negro, destaca más los ojos.

Aprender a maquillarse las cejas

Son las grandes olvidadas aunque afortunadamente cada vez menos. Las cejas tienen el poder de cambiar tu imagen, así que cuídalas. Si tienes huecos, usa un lápiz de color, similar a tu color natural de cejas y rellena los espacios. Si tienes pelos pero son rebeldes, aplica un gel y peina tus pelos.

Aprender a maquillarse los labios

como-aprender-a-maquillarse5

Entre los ojos y los labios está el juego. Para un maquillaje perfecto, natural y elegante, hay que destacar tan solo uno de ellos para evitar que el rostro se vea recargado. En cualquier caso, tus labios han de verse jugosos y bonitos.

De vez en cuando, usa tu cepillo de dientes para exfoliar tus labios con suavidad. Luego hidrátalos con vaselina o cacao. Aplica este también antes de pasarles el cepillo.

Una vez tus labios estén lisos e hidratados, toca aplicar el maquillaje. Si quieres destacar la boca más, usa un delineador. Te ayudará a definir la forma de tu boca y a fijar el maquillaje. Luego aplica el labial o el gloss. Hazlo desde el centro y hacia los bordes.

En lo referente al color, hay sugerencias útiles como son las siguientes:

-Para las pieles claras, mejor los colores fuertes como el rojo y el rosa fuerte.

-En pieles morenas y doradas, los labiales marrones y anaranjados son ideales.

-Si quieres destacar de entre todas las demás, apuesta por colores arriesgados como el azul y el negro.

Te puede interesar:

Galería de imágenes Cómo aprender a maquillarse: rostro, ojos y labios paso a paso:

Te dejamos también estos vídeos sobre maquillaje que esperemos que te sean de utilidad:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías