Todo sobre el colágeno para la piel

Nuestro cuerpo esta formado por multitud de proteínas, pero hay una que destaca por ser la más abundante, se trata del colágeno, y aunque es cierto que es la más cuantiosa, con el paso del tiempo va atenuando su producción, de manera progresiva y haciéndose notar en la aparición de arrugas y dolores articulares. A […]
Blogmujeres.com

Nuestro cuerpo esta formado por multitud de proteínas, pero hay una que destaca por ser la más abundante, se trata del colágeno, y aunque es cierto que es la más cuantiosa, con el paso del tiempo va atenuando su producción, de manera progresiva y haciéndose notar en la aparición de arrugas y dolores articulares.

A esta disminución natural, se le puede añadir otros factores que hagan que desciendan con más rapidez y a edad más temprana, como por ejemplo si alguna vez hemos tenido o tenemos sobrepeso, si realizamos ejercicio físico que conlleve mucho desgaste a nivel articular, etc.

Deporte colágeno

¿Que es el colágeno?

Es la proteína más abundante de nuestro organismo, ya que supone el 7% de toda nuestra masa corporal y más del 25% del total de prótidos de nuestro organismo, es producido en el tejido conjuntivo por diferentes células, en primer lugar por los fibroblastos, que están formados por cadenas de aminoácidos que nos proporcionan flexibilidad y fortaleza en nuestros tejidos, es una materia muy importante para nuestra dermis, huesos, ligamentos, tendones, etc. Además de esto, nos protege los músculos y los órganos vitales, como los vasos sanguíneos, encías, córneas, etc.

Nos aporta elasticidad en la piel, además de favorecer la cicatrización de heridas y marcas que tengamos en nuestra dermis. De esta manera nuestro cutis se ve más hidratado, con brillo y en definitiva, más bonito y joven.

Aquí os dejo un enlace donde podéis consultar las mejores cremas: Mejores cremas con colágeno.

Existen 28 tipos dentro de esta proteína y 42 genes que luego dan lugar a ella.

Tipos

Cuando hablamos de colágeno, nos referimos a una familia entera de moléculas de proteínas vinculadas pero diferentes entre ellas.

Decimos que son desiguales, porque cada una esta condicionada por genes distintos, dando lugar a los diferentes tipos que existen.

Se han estudiado 28 tipos, aunque solo vamos a hablar de los cinco primeros, ya que son los más conocidos y los más importantes en nuestro cuerpo. Los principales son los siguientes:

  • Tipo I

Podemos decir que es el más abundante en nuestro organismo, ya que supone el 90% del total de esta proteína, se encuentra en diferentes tejidos como lo son, los músculos, huesos, piel, tendones, córnea, discos intervertebrales, etc. Su función es ofrecer resistencia y flexibilidad.

Decimos que es uno de los más importantes porque su déficit nos puede provocar osteogénesis imperfecta, síndrome de Ehlers-Danlos, hiperostosis cortical infantil, etc. Multitud de enfermedades, que podemos evitar si aumentamos esta carencia con un suplemento.

Normalmente es el tipo I el que se usa para crear las gelatinas y para investigar en todos los campos de la salud.

  • Tipo II

Es el ingrediente principal del cartílago, del humor vítreo del ojo y del núcleo pulposo de los discos intervertebrales. Su función ofrece resistencia a la presión intermitente, a veces sus fibras son tan parecidas a las del tipo I que no podemos diferenciarlas. Normalmente se usa en los tratamientos para la artritis reumatoidea y osteoartritis.

También se usa para eliminar la celulitis y las arrugas, es decir para mejorar nuestra piel, algo que nos interesa en especial ya que es de lo que hablamos en este artículo.

  • Tipo III

Es el segundo más abundante en nuestro cuerpo, y esta muy relacionado con el tipo I, ya que se entrelazan, por ejemplo en los músculos, piel, paredes intestinales, vasos sanguíneos, incluso en el estroma de algunas glándulas.

Es muy importante en las fibras reticulares del tejido conectivo laxo (soporte alineador celular y de hormonas) cuya función principal es sostener órganos expansibles.

La insuficiencia de este tipo también esta conectada con enfermedades como la de Ehlers-Danlos y Dupuytren.

  • Tipo IV

Este podemos encontrarlo en la lámina basal del tejido epitelial, en el cristalino del ojo, en sistemas de filtración, como por ejemplo en los capilares sanguíneos, y los glomérulos de las nefronas renales.

Su función es la de sostener y filtrar.

El déficit de este tipo, puede dar lugar a síndromes de Alport y también al síndrome de Goodpasture.

  • Tipo V

Se encuentra por todo el organismo, formando parte del tejido intersticial, está asociado al tipo I y al tipo IX en los cartílagos.

También se encuentra en la placenta y actúa como uno de los factores reguladores de la fibrogénesis.

Su déficit al igual que el tipo I y III, da lugar a la enfermedad de Ehlers-Danlos, como habéis podido ver es una de las más comunes debido a la falta de dicha proteína en nuestro organismo.

Ehlers-Danlos: Es un trastorno hereditario, que provoca articulaciones sueltas, piel elástica donde se forman hematomas con facilidad y vasos sanguíneos que se dañan con un mínimo esfuerzo.

Fibras de colágeno

¿Para que sirve?

Cuando hablamos de esta proteína, hablamos de mejora en las articulaciones, de rejuvenecimiento, de beneficios en el cabello y las uñas, del buen funcionamiento de nuestro sistema cardiovascular, etc. Pero en este articulo vamos a centrarnos en los maravillosos beneficios que nos ofrece para nuestra dermis.

Cuidar nuestra piel

La función de la proteína en nuestro cutis es la de crear y mantener las estructuras de nuestros tejidos, sobre todo de la dermis.

El estado en el que se encuentren nuestro cabello, nuestra dermis o nuestras uñas, nos dirá como esta el nivel de colágeno en nuestro organismo. Aunque sabemos que con el tiempo la producción natural disminuye, y debemos suplementar esa falta de proteína.

Aquí abajo os dejo los beneficios que proporciona a nuestras vidas:

  • Hidrata y protege nuestro cutis:

Existen factores externos que atacan a nuestra dermis, como son por ejemplo, los rayos del sol, el humo del tabaco, la contaminación, etc. De este modo nos protege de estos agentes dañinos, no permitiendo que penetren en ella, y además ofreciendo humedad y nutrición para que se vea más brillante y nutrida.

  • Reduce las arrugas:

Sabemos que con el paso de los años es inevitable que estos se reflejen en nuestro cutis, en forma de arrugas y líneas de expresión, esto es debido al déficit de esta proteína, si por el contrario no tuviésemos esa carencia, nuestra dermis se vería más tensa y flexible, este suplemento nos ayuda a rejuvenecer nuestro cutis, proporcionándonos de este modo una piel más sana y pletórica.

  • Reduce el acné:

Normalmente la aparición de granitos se da en la adolescencia, pero estos no se deben a la falta de dicha proteína, sino que es de cambios hormonales típicos de esas edades, aún así a veces se quedan marcas y cicatrices. También hay personas que son propensas a la producción de erupciones en la piel en la edad adulta. En estos casos este suplemento se encarga de disminuirlas, ofreciéndonos una dermis más sana y suave.

  • Cura heridas:

A veces hemos sido sometidos a una operación, una quemadura, una caída, etc, que luego nos dejan cicatrices y marcas, pues en estos casos este grupo de partículas se encargan de aligerar el proceso de cicatrización, ayudando a eliminarlas.

  • Reduce celulitis y piel flácida:

Aquí nuestra querida molécula cumple un papel fundamental, ya que la aparición de celulitis es un síntoma de falta de colágeno, dando lugar a la temida piel de naranja. Si no tuviésemos ese déficit, nuestra dermis sería tersa, suave y firme.

Piel de naranja

¿Como podemos encontrarlo?

A medida que envejecemos nuestra piel va desmejorando, dando lugar a la aparición de arrugas y manchas, esto pasa debido a la perdida de producción de la maravillosa proteína, para esto existen tratamientos y suplementos que nos ayudan a que nuestra dermis luzca más joven y sana. Existen diferentes formas de encontrarlo:

  • Sintético: Se fabrican en los laboratorios y sus principios son químicos, tienen funciones diferentes a los naturales.
  • Marino: Es natural y procede de las escamas, cartílagos, etc de los peces. Para más información consultar este artículo: Descubre los beneficios del colágeno marino. 
  • Porcino: Es natural y se obtiene de cartílagos y huesos de cerdos.
  • Hidrolizado: Esta sometido a hidrólisis para disminuir el tamaño de la molécula, este es el más aconsejable de usar, más abajo hablamos de porque lo es.
  • Liofilizado: Se crea a temperaturas inferiores a bajo cero.
  • Soluble: Es el más natural, ya que esta sometido a una mínima manipulación.

¿Por que tomarlo hidrolizado?

En primer lugar, debemos saber que se trata de una proteína con un peso molecular muy grande, dando lugar a una mala absorción por parte de nuestro organismo, ya que de esta manera nuestro sistema digestivo lo tiene más difícil para ingerirla de forma adecuada y poder luego descomponerla en aminoácidos.

Como ya sabemos existen numerosos alimentos de los que hablaremos más adelante, que nos ayudan a incrementar nuestro nivel de este ingrediente, pero también es importante conocer que de todos esos nutrientes, nuestro organismo solo es capaz de absorber una cantidad muy baja de dicha proteína.

Por todo esto, es sometido a hidrólisis, cuyo fin es hacer las partículas más pequeñas, favoreciendo así a que nuestro cuerpo pueda digerir mejor las moléculas, y de esta manera aprovecharlas al máximo.

Cuando vayamos a elegir un suplemento, es importante que nos fijemos si es hidrolizado, ya que en definitiva es mejor y notaremos cambios más significativos.

Podemos encontrarlo en pastilla, en polvo, en cremas, etc.

Si quieres una información más amplia te recomiendo que veas este post: Qué es el colágeno hidrolizado y cuales son sus beneficios. 

¿Cuando tomarlo?

Debemos empezar a ingerir un suplemento, cuando tengamos síntomas de déficit, es decir, aparición de arrugas, piel flácida, cabello débil, uñas en mal estado, etc.

Normalmente es a partir de los 30 años cuando nuestro cuerpo necesita un complemento para poder seguir funcionando de manera correcta, aunque se podría tomar antes sin ningún problema, ya que no tiene ningún efecto secundario.

La dosis indicada son unos 10 gramos al día, ya sea en pastilla, polvo, etc. Podemos tomarlo a la hora que mejor se adapte a nuestra rutina, ya que no hay ninguna hora en especifico para que haga más efecto, esto solo dependerá de si somos constantes en tomarlo, si es así, los efectos los notaremos a partir del tercer mes.

Crema de colágeno

Evitar la reducción

Todos sabemos que existen suplementos para aumentar o contrarrestar el déficit, pero ¿Como prevenimos que disminuyan los niveles?

Os voy a dar unas pautas, para llevar a cabo que nos ayudaran a conservar durante más tiempo nuestra proteína a su nivel natural:

  1. Lo principal es la alimentación, debemos llevar una dieta equilibrada, rica en alimentos con vitamina C, azufre, aminoácido lisina, etc. Más abajo os cuento los mejores alimentos que podemos tomar para llevar una alimentación rica y sana.
  2. Otro factor que nos perjudica en prácticamente todos los ámbitos de la salud y por lo tanto deteriora nuestros niveles de colágeno, es el sobrepeso, debemos evitarlo y practicar ejercicio con regularidad.
  3. Debemos evitar los rayos del sol que son tan dañinos para nuestra piel, evitando las horas fuertes de sol al salir a la calle, y además usando crema con protector solar cada vez que salgamos de casa. De este modo también debemos evitar el humo del tabaco, tan perjudicial para nuestra dermis y nuestras uñas.
  4. Y por último, si aún así estamos en déficit, complementar nuestras rutinas diarias con suplemento alimenticio de esta proteína.

Para saber como aumentar nuestros niveles, no os podéis perder esta noticia: Cómo aumentar los niveles de colágeno.

Alimentos para mejorar nuestra piel

Lo fundamental para que nuestra dermis se vea bonita y sana, es llevar una dieta equilibrada y rica en este maravilloso ingrediente que tantos beneficios nos aporta. Os voy a hablar de los cinco más importantes:

  1. Pescado azul: Es un alimento bueno para nuestra salud cardiovascular, sería genial tomarlo dos veces por semana, para ayudar a nuestros huesos y sobre todo a nuestra dermis, gracias a su alto contenido en omega 3, ayudándonos a prevenir la oxidación celular y además es un maravilloso antiinflamatorio.
  2. Huevos: Son conocidos como un potente portador proteico, pero también ayuda a que nuestros huesos estén fuertes, ya que son productores del ingrediente estrella que queremos conseguir. Es ideal añadir dos huevos a la semana a nuestra dieta.
  3. Cebolla: Incrementa la producción de colágeno gracias al ser tan rica en azufre, ayudándonos así a la circulación sanguínea de nuestra dermis.
  4. Frutos secos: Mezclar estos maravillosos alimentos, como por ejemplo los piñones, cacahuetes, nueces, etc, nos ayudan a mejorar nuestra piel.
  5. Fresas: La fruta junto con la verdura es lo más importante en una dieta, y la fresa es la más rica en esta proteína, nos ayuda a la producción de esta y además nos proporciona antioxidantes a nuestro organismo.

Para evitar que en nuestro organismo tengamos esta carencia, debemos entre otros factores añadir estos alimentos a nuestra dieta.

Fresas colágeno

Elastina y colágeno

Muchas personas los confunden, pensando que son iguales, pero la realidad es que no lo son, es cierto que los dos son muy importantes para el cutis, pero debemos saber que no son lo mismo.

El colágeno, como ya sabemos es una cadena de proteínas que se encuentran en las capas interiores del organismo, constituyendo prácticamente el 30% del total del tejido muscular y su función es mantener unidos todos los tejidos de nuestro cuerpo.

Por su parte la elastina, también es una proteína pero a diferencia, esta se encuentra en las capas intermedias, ofreciéndonos elasticidad, por ejemplo, si sufrimos alguna época donde nuestra piel se estira demasiado, es la encargada de hacer que esta vuelva a su posición original.

Es cierto que se complementan, pero cada uno le ofrece una función diferente a la dermis, el primero nos brinda fortaleza mientras que la segunda, nos da elasticidad.

La carencia de estas dos proteínas, se refleja en una piel flácida con arrugas, por esto son tan importantes para nuestro organismo.

También son fundamentales para el proceso de cicatrización de las heridas, y como son proteínas que con los años vamos perdiendo su producción, si por ejemplo un niño se hace una herida, esta le cicatrizará antes que a una persona mayor que ya no tiene tanto nivel de estas.

Contraindicaciones

No existen contraindicaciones en sí por parte del colágeno, pero si que podemos encontrar personas que no deberían tomarlo, simplemente por problemas de alergia a alguna proteína animal, o si es intolerante a la fenilalanina. También, aunque esto no sea una contraindicación, si estas haciendo una dieta baja en proteínas, no deberías consumirlo, ya que se trata de un suplemento de ello.

También te puede interesar