Escrito por

Cavitación

Si piensas que te sobra algo de peso y quieres reducirlo rápidamente, la Cavitación es una técnica innovadora que te permitirá perder esos centímetros de más, de forma rápida y eficaz. En Blogmujeres te contamos en qué consiste este tratamiento, y sus ventajas e inconvenientes.

¿Qué es la cavitación?

La cavitación es un fenómeno físico que se produce de forma natural en las bombas y hélices de barcos, puentes y lechos de ríos. La cavitación se produce cuando el agua o cualquier otro fluido pasa a gran velocidad por un pequeño espacio, lo que provoca la formación de unas burbujas que desgastan cualquier material contra el que choquen. Aplicado a tratamientos de estética, la cavitación se realiza mediante ultrasonidos a baja frecuencia, que provocan la rotura de las células grasas o adipocitos. Esto libera la grasa contenida en estas células, que es metabolizada por el organismo y expulsada mediante la orina. Se utiliza especialmente para tratar celulitis, cartucheras y demás depósitos de grasa localizada, que son muy resistentes a otros tratamientos como la dieta, los masajes o el ejercicio físico.

¿En qué consiste este tratamiento?

Es un proceso menos agresivo que otras técnicas como la liposucción, ya que no requiere pasar por el quirófano, y es indoloro. Además, la cavitación se aplica de forma localizada en los puntos a tratar, lo que aumenta su efectividad. Eso sí, antes de utilizarse requiere del diagnóstico del especialista, que nos dirá si realmente existen esos depósitos de grasa. Este tratamiento se puede realizar en centros de estética, y se lleva a cabo en varias sesiones de unos 35 minutos, que se realizan dejando entre medias un intervalo de 72 horas. Los resultados pueden apreciarse en sólo una sesión, aunque normalmente el número de sesiones aplicadas oscila entre 6 y 12. Durante la sesión estaremos relajadas, mientras nos aplican los ultrasonidos. Antes y después de la sesión, se recomienda beber mucha agua e ingerir una dieta hipocalórica para favorecer la eliminación de las grasas. Tras la sesión, también puede realizarse un masaje o una sesión de presoterapia, que provocan la dispersión de las grasas, y que éstas vuelvan a absorberse.

La cavitación está contraindicada en caso de padecer insuficiencia renal o hepática, o bien de llevar marcapasos o cualquier dispositivo electrónico. A continuación, puedes ver un vídeo en que se pone en práctica esta técnica, y también podrás ver otras técnicas para adelgazar.   Imagen: EliminarCelulitis  

Blogmujeres.com

Newsletter

Warning: Parameter 1 to W3_Plugin_TotalCache::ob_callback() expected to be a reference, value given in /var/www/vhosts/blogmujeres.com/httpdocs/wp-includes/functions.php on line 3729