Escrito por Tendenzias

Cambiar de vida: El poder de los pensamientos

pensamientospensamientos

Cuantas veces hemos oído hablar del poder del pensamiento, eso que suena tan metafísico, lejano casi de otra dimensión, pero es una realidad que cuando la pones en práctica en tu vida las cosas van cambiando y te das cuenta que eres tú quien al dirigir tus pensamientos le estás dando una dirección a tu vida y no al revés como siempre solemos pensar y por que?, pues simplemente estás poniendo en práctica la Ley de la Atracción; es decir, atraemos lo que pensamos.

Habitualmente permitimos que nuestros pensamientos negativos inmediatamente después de generarse se instalen nuestra mente y comiencen a dar vueltas, a repetirse una y otra vez.

Cuando un pensamiento negativo aparezca en tu mente, date cuenta conscientemente de ello, reconócelo como tal y no permitas que se quede dando vueltas y afectándote. Por un instante toma tú el mando de tu mente y no le permitas continuar, decide conscientemente que ese pensamiento negativo no es válido, que tú has decidido rodearte de pensamientos positivos y que la negatividad no tiene cabida en tu vida.

Esto es muy importante, la actitud que pones ante la vida. Desde el momento en que asumes que tú eres la dueña de tu destino, tú decides qué tipo de vida quieres para ti y para lo que te rodea. Si tus pensamientos y sentimientos son negativos, será como si tuvieras una negra nube sobre ti y te mantendrás en un círculo cerrado de dolor, tristeza y sueños inalcanzables.

Si por el contrario, por muy mal que estén las cosas, decides cambiar tu actitud y trabajar conscientemente tus pensamientos, desterrando el hábito de predicciones negativas y negros augurios. O que cuando aparezcan darte cuenta de ello y decir: Este es un pensamiento negativo que no quiero en mi vida, soy dueña de mis pensamientos de mi mente, por lo tanto YO dirijo mis pensamientos en pos de mis objetivos y de una buena vida.

Así que si quieres cambios de verdad en tu vida, comienza por ti misma, por tus pensamientos. Ya vale de “nunca conseguiré nada”, o “nadie me querrá nunca” o joyas de ese tipo. Reconócete a ti misma como un ser único y especial, que trabaja por mejorar sus defectos a partir de una actitud positiva.

Suena a ciencia ficción, pero haz la prueba y poco a poco verás los resultados.

Foto: Flickr

Blogmujeres.com

Newsletter