Escrito por Tendenzias

Alimentos y Comida Sana: Familia Saludable

frutas021

Guisar comidas deliciosas, nutritivas y saludables es lo mejor que puedes hacer por tu familia. No olvides que lo que comemos se refleja en nuestro estado de salud y tono vital, por lo que debemos estar conscientes que para una alimentación sana y equilibrada debemos tener en cuenta las cosas que incluimos en nuestra dieta diaria, así como la forma de cocinarlas para no estropear o perder el valor nutritivo de los alimentos.

La mejor forma de preservar los nutrientes de los vegetales y el pescado es cocinarlos al vapor, más que fritos o cocidos en agua, ya que pierden gran parte de sus propiedades.
Reemplaza los bocadillos y la chatarra por fruta fresca, puedes prepararla y servirla de forma ingeniosa y atractiva, en ensalada de frutas para la merienda junto a un buen vaso de leche.

Dentro de tus posibilidades intenta que tu compra se incline a productos naturales y sin preparar, así estarás evitando la ingesta de conservantes y colorantes dañinos para la salud. Y si te es posible, reemplaza los productos envasados por similares hechos en casa como una actividad en familia. Es divertido para los niños participar en la confección de mermeladas y conserva de tomate natural para el invierno o comprar una yogurtera para preparar vuestro propio yogurt al final es más económico y que traer los de bote, además de ser una forma sana de preparar tus alimentos.

No abuses de las pastas ni del pan, es verdad que las pastas son rápidas y fáciles de preparar y que un bocadillo está bueno, pero el exceso de harinas y carbohidratos no son un aporte muy sano en un esquema de dieta natural. Lo mismo que las frituras. Es mejor un pollo o carne a la plancha o al horno más que frito, los aceites a altas temperaturas pueden generar elementos moleculares dañinos para la salud y no debemos incluirlos demasiado si nuestro objetivo es una familia saludable.

Tampoco abuses de las patatas, son buenas si las consumes con moderación.

Una comida nutritiva y sana está compuesta mayoritariamente por vegetales y frutas que aportan energía, fibra y vitaminas al organismo, incluye porciones abundantes de vegetales oscuros como el brócoli o la espinaca. Las zanahorias y remolachas también son grandes aportes para la salud.

No olvides consumir regularmente en tu comida legumbres, judías garbanzos y lentejas que son grandes aportes de hierro y otros minerales y una estupenda fuente de proteínas vegetales.

Y para acabar, ten en cuenta el tamaño de las porciones a servir, adecuándolo a la actividad física, a la edad de cada miembro de la familia y al tipo de comida que si se trata de desayuno, comida, merienda o cena, disminuyendo el tamaño según se acerca la noche.

Estos consejos y cambios de hábitos alimenticios te entregarán a ti y a tu familia un estilo de vida más sano, saludable y enriquecedor.

Foto: Flikr

Blogmujeres.com

Newsletter