La alimentación para un bebé de 6 meses: menú y consejos

El cuidado de los bebés en sus primeros meses de vida es muy importante en aspectos como el de la higiene, tenemos que saber por ejemplo cómo bañar bien al bebé o que llevar en el neceser del bebé recién nacido, pero también lo es en la alimentación, de modo que tras el periodo de […]

El cuidado de los bebés en sus primeros meses de vida es muy importante en aspectos como el de la higiene, tenemos que saber por ejemplo cómo bañar bien al bebé o que llevar en el neceser del bebé recién nacido, pero también lo es en la alimentación, de modo que tras el periodo de lactancia, tendremos que fijarnos bien en la La alimentación para un bebé de 6 meses: menú y consejos.

Alimentacion para bebes de 6 meses

La alimentación para un bebé de 6 meses

La alimentación para un bebé de 6 meses es algo que resulta realmente importante y crucial para el crecimiento del bebé ya que suele coincidir con el periodo del destete, pero también se encuentra entre aquellos que provocan más ansiedad en las madres. Por lo tanto, es importante respetar una serie de medidas para evitar los errores (de calidad, cantidad y tiempo) que pueden afectar el desarrollo de una relación armoniosa entre el niño y la comida. En particular, es necesario variar los ingredientes utilizados para la preparación de alimentos para bebés, pero sin quemar las etapas. Debemos ir poco a poco, de modo que el bebé vaya conociendo sabores, texturas y sobre todo pueda ir comiendo a medida que su dentición también se hace presente.

Alimentacion para bebes de 6 meses consejos

Las madres suelen preocuparse mucho por la alimentación del bebé cuando llegan a los 6 meses y más si hemos dejado de darles el pecho o la leche de crecimiento. En este momento las madres suelen pensar que que el niño necesita comer mucho. Pero lo cierto es que no es así: el estómago de un niño de 6 meses es tan grande como el puño de una persona adulta, por lo que la cantidad de comida que puede comer no puede exceder ese tamaño. En cuanto a la calidad y el tiempo, debe entenderse que la introducción de la alimentación complementaria no es una carrera de obstáculos, no se debe correr. Es importante variar los sabores porque el bebé está acostumbrado a un sabor único y debe aprender a apreciar los diferentes.Una forma de facilitar este proceso es variar el tipo de verduras presentes en el caldo de verduras. Otro truco importante es enriquecer la comida para bebés con el uso de hierbas aromáticas, que amplían el espectro de sabores y también aportan importantes fitonutrientes con funciones antioxidantes y anti-radicales libres. De esta manera, el niño recibe una alimentación no solo en términos de sabores, sino también en términos de salud.

Es mejor comenzar con vegetales, variando los sabores tan a menudo como sea posible para favorecer el desarrollo en el bebé de la capacidad de apreciar diferentes gustos. Es bueno saber que en este caso el niño amamantado está más predispuesto, ya que la leche materna cambia su sabor de acuerdo con lo que come la madre. Esto también significa que el cuerpo del niño no lo percibe como peligroso o potencialmente venenoso.

Por otro lado, si el niño se niega a comer en cantidad, debe respetarse porque el hambre de los niños está espléndidamente autorregulada. Si, por otro lado, el niño rechaza la comida en cuestiones de «calidad, no debes forzarlo con aire severo, sino que es mejor darle solo  2-3 cucharaditas de la comida que no le gusta para que se acostumbre a ella. En este sentido, es necesario armarse de paciencia y alimentar siempre al bebé en un entorno positivo para que el niño se acostumbre y le guste un alimento. Un pequeño truco que puede ayudar es ofrecer el nuevo alimento o el que no le gusta, al comienzo de la comida cuando el niño tiene más apetito, ya que un leve estado de hambre aumenta la capacidad de las papilas gustativas para apreciar positivamente los sabores.

Por otro lado, deberás tener también en cuenta la dentición del bebé y basar la alimentación sobre todo con papilla o purés. Puede que hayas pensado en darle una galleta o un poco de pan, pero si la dentición no ha comenzado, es posible que el bebé quiera tragar lo que le das sin masticar y corres el riesgo de que se ahogue. Bastará con fijarse en el bebé y cuál es su demanda. Puede que coma bien y ya tenga algún que otro diente, de modo que puedes probar a darle un trocito pequeño y suave para ver que tal mastica.

En cuanto a la alimentación del bebé en sí, debes procurar además de las verduras, darle a diario, leche, o lácteos y mucha fruta. Puedes además añadir algo de carne como el pollo y pescado, pero siempre triturado en una papilla.

Menú para un bebé de 6 meses

Una vez hemos visto cómo funciona la alimentación de un bebé de 6 meses y qué pautas seguir será bueno que tengamos a modo de ejemplo, un menú completo y equilibrado para salud y crecimiento.

Alimentacion para bebes de 6 meses menu

Todas las propuestas que os damos son pensadas específicamente para un bebé que tenga seis meses y las podéis elegir para cada día de la semana.

Desayuno

  • Lunes: Papilla de cereales de avena
  • Martes: puré de aguacate
  • Miércoles: Papilla de frutas con yogur. Puedes poner un poco de manzana, de mango o de plátano.
  • Jueves: Puré de manzana y calabaza
  • Viernes: Melocotones en puré o peras suaves cocidas
  • Sábado: Papilla de cereales y plátano
  • Domingo: Papilla de leche y frutas

Almuerzo

  • Lunes: Puré de batata o calabaza.
  • Martes: Puré de caldo de verduras y pollo.
  • Miércoles: Puré De Guisantes
  • Jueves: Puré de manzana y calabaza
  • Viernes: Puré de guisantes con merluza.
  • Sábado: Puré de verduras con un trozo de ternera y aceite de oliva.
  • Domingo: Puré de pasta integral con verduras.

Cena

  • Lunes: Puré de zanahoria con pescado
  • Martes: Crema de verduras con salmón
  • Miércoles: Puré de legumbres con albondigas.
  • Jueves: Puré de arroz integral, con caldo de verduras y pescado (como bonito o un poco de salmón).
  • Viernes: Papilla de quinoa
  • Sábado: Puré de verduras con patata o legumbres y aceite de oliva.
  • Domingo: Mezcla tropical (puré de papaya y mango).

Estos ejemplos de menú son solo orientativos, pero no debes añadir aquellos purés o papillas que sabes que al bebé le gustan. No olvides tampoco que todos los días el bebé deberá tomar leche, verduras y frutas.

En cuanto a los horarios para las comidas, será bueno establecer una rutina y respetarla a diario. Para orientarte, puedes darle el desayuno a las 07:30, un zumo de frutas a las 10:30, la comida a las 12:00, un biberón o un poco de leche a las 15:00, la cena a las 18:00 ya las 19:30 otro biberón.

La alimentación para un bebé de 6 meses: menú y consejos
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar