Escrito por

Yoga: Armonía y salud

yoga

Un atasco por un accidente en mitad de la carretera que obliga al taxi en el que viaja a avanzar con desesperante lentitud, el aire acondicionado del vehículo está perdiendo la batalla contra el calor de ese día que ya supera los 32ºC.

Trata de avisar que llegará tarde a la comida de negocios ,pero su teléfono móvil no tiene cobertura.

La cabeza le palpita a causa de una tremenda migraña y está a punto de perder el control cuando suena su teléfono y la profesora de su hijo de cinco años le avisa que el niño está con 38,5 de fiebre.

¿Cómo es posible que para recibir llamadas de ese tipo si exista cobertura?

Horas después de una tensa reunión con un cliente exigente, se refugia en un apacible rincón del hotel y sobre la mesita hay un folleto que anuncia un curso de yoga.

“Con solo unos minutos de páctica diaria, se liberará de la fatiga y la tensión y aumentará su capacidad para contrarrestar los efectos del estrés sobre su salud“. Suena muy interesante.

El yoga se originó hace 5.000 años y floreció dos milenios después, en el periodo de las civilizaciones de los valles del Indo, lo que hoy es la India.

No es una religión de hecho surgió antes que el hinduismo y el budismo y tampoco es solo una serie de ejercicios.

La práctica del yoga que significa integración o unión de la mente y el cuerpo , ha tenido siempre una dimensión espiritual.

Unos meses depués de comenzar a practicar yoga, se sentirá menos tensa, su condición física será mucho mejor que la que tuvo durante años. Ya no le dolerá la espalda y sus migrañas habrán desaparecido.

Sus horas de sueño serán placenteras y reparadores, se alimentará de una forma sana y su aspecto general será más luminoso y rejuvenecido.

Sentirá ansiedad si, pero por llegar al momento en el que usted dedica esos 30 minutos a la práctica del yoga ya que se sentirá relajada y tranquila.

Gracias a los ejercicios y la tonificación de sus músculos y estructura ósea su vida sexual será más placentera e innovadora.

Lo más importante es ser constante elegir un buen instructor que se apegue a las normas tradicionales del yoga como disciplina: posturas suaves y cómodas combinadas con técnicas de respiración consciente.

loadInifniteAdd(44636);

El yoga no debe ser una tortura y los efectos sobre su aspecto externo y su equilibrio interno harán de la práctica de esta disciplina un auténtico placer.

Foto:flickr