UP

-     Escrito por elena-b

Traumas infantiles| información

Presenciar peleas o agresiones, accidentes, separaciones, castigos desproporcionados, situaciones de violencia verbal o física en el colegio. Los niños son más vulnerables a los traumas que los adultos. En Blogmujeres.com te hemos hablado de la ansiedad en los niños, hoy nos centramos en los traumas infantiles.

164475.jpg_nota

Qué es un trauma psicológico

Dentro de los traumas que podemos sufrir tanto niños como adultos distinguimos dos tipos:

Traumas provocados por situaciones de la vida diaria

En la vida diaria hay situaciones  difíciles que causan traumas en un niño , algunos son debidos a separaciones de los padres, dificultades económicas, enfermedades o conflictos en el colegio o en casa. Este tipo de traumas no involucran una situación limite en la que peligre la vida de la persona, aunque la persona pueda pasar malos momentos. Solo en algunos casos cuando la persona o el niño

Traumas extremos, situaciones que puede provocar un trastorno de estrés postraumático

Cuando se viven situaciones  traumáticas extraordinarias la persona puede llegar al extremo de padecer el llamado trastorno de estrés postraumático (TEPT). Este trastorno está dentro de los trastornos de ansiedad y puede darse cuando una persona de cualquier edad participa o es testigo de un hecho traumático que involucra una amenaza a su integridad física o psicológica tanto de esa persona como de su entorno cercano.

6 (1)

Situaciones vitales extremas como:

  • Guerras
  • Vivir un desastre natural como un terremoto, inundación, incendio.
  • Muerte violenta de un familiar
  • Secuestros
  • Abandono
  • Agresiones, asaltos
  • Violencia familiar, malos tratos físicos o psicológicos en el hogar
  • Ataque por parte de un animal
  • Vivir una enfermedad grave

Síntomas de traumas en niños

Si el niño evidencia varios de estos síntomas descritos a continuación durante un mes después del sucesos traumático puede estar sufriendo síndrome de estrés postraumático. Es conveniente en cuanto notes varios de estos síntomas durante varios días seguidos, consultes al pediatra del niño.

  • Dificultad para dormir
  • Pocas ganas de comer
  • Dificultad para concentrarse
  • Agitación nerviosa puede estar muy activo.
  • Perder interés por las cosas que antes le gustaban.
  • El niño puede comenzar a orinarse en la cama.
  • Irritabilidad, el niño está tenso y se enfada con facilidad.
  • Dejar de hablar, el niño puede evitar hablar, caer en un mutismo selectivo.
  • Incapacidad para recordar aspectos importantes del suceso traumático
  • Evitar el contacto físico, la mirada, evita que lo toquen.
  • Miedo, respuestas de terror o sobresaltos ante ruidos, humos u otros estímulos sensoriales
  • Recreación en la experiencia traumática, por ejemplo escenificarlo en el juego
  • Pesadillas que suelen rememorar el suceso traumático.
  • Flas back o recuerdos involuntarios en cualquier momento del día sobre el suceso

Estas alteraciones duran más de 1 mes y provocan un malestar significativo o deterioro de las relaciones sociales, familiares y la vida diaria del  niño. Los síntomás pueden aparecer al poco tiempo de experimentar el suceso o incluso 3 meses después. Puede pasar incluso un año antes de que aparezcan.

Foto-de-archivo-niño-llorando

¿Cómo afecta un trauma psicológico al niño?

Un trauma psicológico grave causa efectos a nivel físico en los niños, sobre todo en los sistemas neuroendocrinos. El trauma genera estrés y el estrés en los seres humanos desencadena respuestas físicas. Estas respuestas son las de huida o lucha, en determinados momentos nos ayudan a sobrevivir, en otros cuando el estrés es continuado nos afecta la salud.

El estrés activa el sistema simpático y suprime el parasimpático, aumenta los niveles de cortisol (la llamada hormona del estrés). El incremento del cortisol afecta las defensas y al crecimiento. En niños serán más propensos a padecer enfermedades y su desarrollo físico se puede ver afectado.

A nivel psicológico el niño que se ha visto afectado por un trauma grave desarrolla una sensación de inseguridad y miedo, teme el futuro vive cualquier cosa con miedo. Es proclive a tener un estado de ánimo irritable, depresivo e incluso a veces agresivo. El  niño desarrolla una mala auto imagen. En este estado el niño solo piensa en sobrevivir, no puede darse el lujo de confiar, explorar, o relajarse.

Ante cualquier sospecha de que un niño pueda estar experimentado un trauma psicológico hay que acudir al pediatra informándole de los síntomas y si se tiene constancia del suceso que el niño pueda haber experimentado.

Si el niño está en edad escolar o va a la guardería pedir información en el colegio o la guardería a los profesores que se ocupan del niño  de su comportamiento en el aula. Esta información junto a la de la familia puede ayudar al pediatra para derivar al niño a un especialista que pueda darle un tratamiento adecuado.

Fundacion Anar

Teléfono para niños y adolescentes de la Fundación Anar (Ayuda a niños y adolescentes en riesgo)

Si eres un niño o adolescente y  lo estás pasando mal llama a este teléfono, es gratis, nadie se enterará es confidencial y funciona las 24 horas del día  365 días al año. Te atenderán profesionales que podrán ayudarte.

900 20 20 10

Teléfono para adultos y familia

Si crees alguno de tus hijos o niños pequeños de tu entorno necesita ayuda puedes llamar al

600 505152

Es confidencial, te atenderá profesionales que sabrán orientarte.

Teléfono para niños desaparecidos

Si sabes de un niño que ha desparecido, se ha fugado o se ha perdido el teléfono es:

116000

Correo Fundación anar

Si te ha gustado el artículo puedes compartirlo en Facebook, Twitter o Google +. Gracias por leer Blogmujeres.com

También te puede interesar

¿Qué es la fobia escolar?

Niños víctimas de otros niños: la violencia y el acoso escolar

Fuente|mentalhealth.vermont.gov

Fotos|1,2,3

Blogmujeres.com

Newsletter