Escrito por

Sol y Piel: La Radiación Solar en los Niños

sol-2

La piel de los niños es más delgada que la de los adultos, por lo que están más propensos a sufrir quemaduras provocadas por el sol. Además de las consecuencias inmediatas y que son evidentes, hay otra que actúa a largo plazo y que es el daño provocado por la radiación solar.

La utilización de prendas confeccionadas con tejidos especiales que evitan el daño a la piel son una buena alternativa para los niños, ya que les pemite jugar y desplazarse bajo áreas soleadas sin riesgo a la exposición. Así como gafas de sol adecuadas que filtren el 100% de la radiación ultravioleta para proteger sus ojos, que al igual que su piel, son más delicados que los de un adulto.
Las cremas protectoras también son indispensables cuando ya estamos comenzando una nueva temporada de calor y sol. Para los niños un factor sobre 15 es adecuado y no creas que a mayor factor, mayor protección; solo aumenta su precio ni por protección ni por duración un factor 60 será mejor. Lo importante es que la piel está permanentemente protegida y no olvidar reaplicar después de cada baño si estás en la piscina o en la playa, que es el momento de mayor exposición de sus pieles a la radiación solar.

El otro factor que no debes olvidar para proteger a tus hijos del sol es la hidratación, asegúrate que tus hijos beben abundante líquido, especialmente agua pura o zumos naturales, evitando las bebidas gaseosas, ya que al ser diuréticas –la mayoría de ellas- aumentan la pérdida de líquidos del cuerpo, especialmente si han estado expuestos a la radiación solar.
Finalmente, evita la exposición al sol de los niños a las horas de mayor intensidad, habitualmente entre las 10 de la mañana y las dos de la tarde, dependiendo del lugar donde estés. Y si lo hacen que sean intervalos de tiempo breves, con periodos de descanso a la sombra.
De esta forma y con estos pequeños consejos evitarás el riesgo de insolación en tus hijos y, lo que es más importante, estarás previniendo que se expongan a los peligrosos efectos de la radiación en su piel y ojos y de las consecuencias y daño que puede provocarles en su futuro.

Foto Flikr