Escrito por Tendenzias

Remedios caseros para el resfriado

Las afecciones más comunes de las vías respiratorias altas son los resfriados, catarros, enfriamientos, gripes, o constipados. Le llamemos como le llamemos, es más de lo mismo, ya que en todos los casos se trata de una dolencia provocada por determinados virus, con lo cual el tratamiento antibiótico no sirve de nada. Lo mejor para no pasarlo demasiado mal es recurrir a los remedios caseros, y evitar tomar medicamentos, que lo único que harán es paliar levemente los síntomas, nunca curar, y resultar perjudiciales ya que resultan muy invasores para el organismo y nuestra salud en general por la cantidad de química que contienen.

Los principales síntomas de este tipo de afección suelen ser fiebre, lagrimeo, congestión nasal, tos, dolores de cabeza y musculares, agotamiento…al tratarse de un virus no podemos esperar una cura milagrosa, por lo tanto no hay necesidad de machacar nuestro organismo ni nuestra salud a base de medicinas, ya que como dice el dicho “lo que es bueno para el bazo es malo para el espinazo”, en cambio que si seguimos los remedios caseros que os damos os libráis de ella en una semana y sin efectos secundarios.

Ahora os dejamos una lista de los remedios naturales y caseros contra el resfriado que creemos son los más efectivos para nuestro bienestar, y fáciles de hacer en casa.

  • Para aliviar la congestión pulmonar aplicar un emplasto de mostaza y harina (a partes iguales) y untarlo sobre el pecho previamente frotado con aceite de oliva.
  • Para aliviar la congestión nasal realizar inhalaciones de vapor de agua dos veces al día. Para ello debemos hervir agua con unas hojas de eucalipto y colocar la cabeza cubierta por una toalla (con cuidado) sobre el recipiente e inhalar los efluvios que desprende el cocimiento.
  • Para descansar mejor por las noches debemos realizar dos cosas bien sencillas, una es usar dos almohadas, de manera que estemos incorporados y podamos respirar mejor, y otra dejar media cebolla en la mesa de noche, ya que la liberación de sus aceites facilitan la expectoración y reduce la fiebre.
  • Para reforzar nuestras defensas durante  el proceso de la enfermedad, nada mejor que tragar un par de dientes de ajo con agua de limón dos veces al día.
  • Para intentar reducir la infección tomar un zumo rico en vitamina C, que prepararemos con zumo de limón, zumo de naranja, miel y agua. Debe tomarse de inmediato una vez preparado para evitar que se volatilice la vitamina en cuestión.

Y ya algunos de los más conocidos y que son de puro sentido común:

  • No fumar, ni ingerir bebidas alcohólicas.
  • Intentar descansar haciendo reposo lo máximo posible para que nuestro cuerpo se centre en curarse.
  • Mantenerse arropado con ropa adecuada (que transpire) pero sin caer en la exageración, ya que demasiado calor tampoco es bueno.
  • Tomar una alimentación sana, evitando grasas y comidas pesadas. Lo ideal calditos de pollo y verduras, pescados y carnes blancas a la plancha, huevos pasados por agua, verduras hervidas  y mucha fruta.
  • Intentar que el lugar donde descansemos esté bien ventilado y humidificado, para esto último, y si no disponemos de humidificador, podemos colocar un recipiente con agua para que evapore y humedezca el ambiente.
  • Beber líquidos en abundancia, tales como agua, zumos naturales, y refrescos sin cafeína, ya que es muy importante mantener un buen grado de hidratación.

Esperamos que con estos consejos se nos hagan más llevaderos los resfriados, gripes, catarros y constipados tan propios de estas fechas. Y para que veáis en vivo los remedios caseros, os dejamos el siguiente vídeo:

Imágenes | La Hora del Bebe  En Buenas Manos  SiSy Garza

Blogmujeres.com

Newsletter