Escrito por Tendenzias

Los vestidos a media pierna: Lo mejor de ambos mundos

En el mundo de la moda, los estilos cambian rápidamente y puede ser difícil mantenerse al ritmo de las tendencias. Esto es especialmente cierto para las longitudes de las faldas y los vestidos ya que estas tienden a cambiar anualmente o incluso cada temporada. Durante un largo periodo de tiempo, las minifaldas fueron predominantes en las pasarelas, las películas y la calle. Eventualmente, la moda dio un nuevo giro y se impusieron los vestidos largos. Hoy en día, las mujeres pueden disfrutar lo mejor de ambos mundos con el renacimiento del vestido a media pierna.

20111114-152210.jpg

Los vestidos a media pierna han estado a nuestro alrededor durante siglos en varias presentaciones y estilos. Estos vestidos terminan justo arriba de la rodilla o justo arriba de las pantorrillas. A diferencia de las versiones largo y mini, los vestidos a media pierna son universalmente favorecedores. Los minivestidos y los vestidos largos son a menudo difíciles de lucir. Las minifaldas a menudo son consideradas como prendas atrevidas mientras que las faldas largas pueden verse desaliñadas en ciertos tipos de cuerpo. El vestido a media pierna resuelve este y muchos otros problemas.

Las mujeres que visten vestidos a media pierna no deben preocuparse por mostrar demasiado o muy poco. Esta modesta falda permite que la mujer exhiba sus piernas sin necesidad de ser muy reveladora. Adicionalmente, una mujer que normalmente se vería perdida en la cantidad de tela presente en un vestido largo apreciará la longitud ideal del vestido a media pierna. Ya que no es ni muy largo ni muy corto, un vestido a media pierna se adapta bien a casi cualquier ocasión, incluyendo asuntos formales o salidas casuales.

Uno de los problemas más grandes que tienen los vestidos largos y mini es la falta de opciones que estas prendas ofrecen. Estos vestidos requieren seguir muchas reglas cuando se intenta combinarles con blusas y zapatos. Los vestidos a media pierna ofrecen a la mujer más opciones porque su longitud no va a ninguno de los dos extremos. Hay un sinfín de posibilidades creativas disponibles y cada una de ellas le añade algo al atractivo natural del vestido a media pierna.

Una opción de la cual la mujer dispone cuando viste una falda a media pierna es la de combinarla con una blusa metida por dentro de la falda. Esta es una manera perfecta de hacer ver tus piernas más largas sin necesidad de hacer mucho énfasis en la falda. Otra opción que se adapta muy bien a los vestidos a media pierna es el volumen. Las minifaldas y las faldas largas que tienen demasiado volumen tienden a verse infantiles o demasiado llenas. Un vestido a media pierna voluminoso crea un punto visual de interés sin necesidad de ser demasiado abrumador.

Los vestidos a media pierna también pueden ser combinados con varios tipos de zapatos. Los tacones altos alargan las piernas mientras que los zapatos planos o los “tacones chupete” crean un look confortable y casual. Un vestido a media pierna también puede vestirse en conjunto con botas de cualquier longitud. Los minivestidos y los vestidos largos no siempre se ven bien con ciertos estilos de zapatos y una mujer podría sin ser consciente de ello crearse una figura poco atractiva si toma las decisiones incorrectas.

Los vestidos a media pierna son ideales para las mujeres de todas las edades, formas y tamaños. Estas prendas multifuncionales pueden ser lucidas en salidas de día o de noche, caminatas en la playa o asuntos extraordinarios. Vienen en una gran variedad de colores, patrones, texturas, telas y formas, las cuales le brindan a la mujer posibilidades ilimitadas. El vestido a media pierna es un objeto esencial en el guardarropa de cualquier mujer.

20111114-152042.jpg

Blogmujeres.com

Newsletter