Escrito por Tendenzias

La ansiedad en niños y opciones de tratamientos

Recientes estudios epidemiológicos estiman que entre un 15 y 20 por ciento de los niños y adolescentes padecen un trastorno de ansiedad. De hecho, los expertos aseguran que estos trastornos son los problemas psicológicos más diagnosticados en niños y adolescentes españoles durante los últimos años.

Las causas de la ansiedad pueden ser muchas, pero no hay que olvidar que el ritmo frenético de la sociedad actual repercute inevitablemente en los menores y es aconsejable que los mismos padres reflexionen si de alguna manera pueden estar contribuyendo a fomentar el estrés o la ansiedad en sus hijos.

ansiedad

Algunos psicólogos aseguran que es muy importante percatarse de si un niño está sufriendo estrés o ansiedad, pues si no se detecta a tiempo, cuando llegue a la edad adulta puede tener problemas psicológicos importantes.

Si bien el estrés es una respuesta natural del organismo ante situaciones de peligro o de alerta y es necesario en determinados momentos, puede convertirse en algo cotidiano y que no seamos capaces de controlar. Es en estos momentos cuando los padres debemos intervenir para que el niño afectado por estrés o ansiedad reciba a tiempo el tratamiento adecuado.

Existen distintas forma de gestionar estos trastornos, el apoyo psicológico es crucial y en el caso de menores la presencia de los padres y su intervención resulta fundamental.

Por otra parte, nos encontramos posibilidades farmacológicas específicas para estos casos siendo la homeopatía una opción más. Hay medicamentos homeopáticos como Sedatif que están indicados en casos de estrés y ansiedad, aunque lo mejor es acudir a la consulta de un homeópata formado que siempre indicará que es lo más apropiado en cada caso. Hay que tener en cuenta que la homeopatía es una terapia que parte del individuo, de sus características personales, y que a partir de ahí trata la enfermedad de forma global. Esto es, analiza al individuo y los síntomas que padece, siendo este sistema la forma en que trata al paciente y se acerca a la enfermedad.

Algunos estudios aseguran que si la ansiedad no se trata a tiempo puede causar baja autoestima, problemas en las relaciones personales o en el rendimiento escolar, falta de atención o concentración, consumo de drogas, etc. En la infancia es además un factor de riesgo que puede desencadenar trastornos mentales en la edad adulta. De ahí la importancia de detectarla a tiempo en estas edades e incorporar el tratamiento adecuado.

Blogmujeres.com

Newsletter