Infidelidad y genética
0 votos

Infidelidad y genética

La infidelidad está presente en todas las sociedades del mundo y no distingue entre edades o estratos. Se ha transformado, prácticamente, en un elemento más de la cultura (lo cual no implica que esté bien o mal). Pero, ¿por qué las personas son infieles a sus parejas? ¿Es una cuestión ideológica, sentimental o física? La verdad que hasta el momento nadie ha podido brindar una respuesta clara al respecto. Sin embargo, un grupo de científicos ha dado un paso más que interesante con respecto a esta temática. Todo indica que la predisposición de engañar a nuestro/a compañero/a sentimental viene codificado dentro de nuestra cadena genética. Impactante, pero presuntamente real.

infidelidadImagen de latercermonde

Relación entre la infidelidad y genética

El estudio fue realizado en la Universidad de Binghamton, Nueva York, utilizando como sujetos de prueba a una serie de estudiantes adultos y con pareja. Todos los voluntarios fueron expuestos a un cuestionario en el que se indagó sobre ciertos aspectos de su vida privada, y posteriormente se tomó una muestra de su ADN para hacer un análisis comparativo.

Si bien no se puede decir que sea ciento por ciento concluyente, la investigación arrojó un resultado certero. De los 181 estudiantes una parte del grupo presentaba una mutación en el gen DRD4, relacionado con la recepción de dopamina (una sustancia ligada al placer), y de ese subgrupo, el 50 por ciento de los que presentaban la mutación había engañado a su pareja al menos una vez.

Según los investigadores, esto no puede ser utilizado para afirmar que la infidelidad viene codificada dentro del ADN de las personas. Pero en lo que sí concuerdan es que se ha dado un paso muy importante para demostrar la relación entre la modificación genética y el comportamiento sentimental que lleva a las personas a ser infieles.

Las explicaciones brindadas por los científicos no sólo hablan de una cuestión fisiológica ligada a la mutación del ADN ligado al placer, sino también a un estado psicológico y emocional que lleva a las personas a sentirse más seguras al tener relaciones con personas que no son su pareja.

la infidelidadImagen de blogspot

Esto queda bien en claro con los resultados, ya que no todos los estudiantes que formaron parte del proyecto presentaban la mutación. La mitad de los que sí tenían la mutación tenía tendencia hacia la infidelidad, mientras que la otra mitad no. Y los que no mostraban modificación en el comportamiento genético también estaban divididos en casos de infieles y fieles.

Particularmente, todo parece demostrar que la infidelidad no puede ser aislada y estudiada solamente como algo químico que afecta al ADN de las personas. Obviamente, la predisposición genética seguramente está muy relacionada a este tópico, pero también depende de los aspectos psicológicos de cada individuo.

Al final de cuentas, todo parece estar relacionado con todo. Depende también de lo que cada persona desee para su relación y la seguridad con la que se sienta como para tomar una aventura con alguien que no es su pareja. Habrá que ver si en los meses próximos los investigadores llevan adelante más descubrimientos sobre este tema.

Según indicaron los científicos, la investigación se prolongará por un tiempo indeterminado. Parece que la idea es enfocar el estudio hacia un ambiente donde haya mayor integración con los demás factores que influyen en la conducta de las personas.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

1 Comentario