Escrito por Tendenzias

Depilación termoquímica

Como ya les he comentado en anteriores notas, para eliminar los molestos pelitos de nuestra anatomía existen muchas maneras estas son: cera caliente y fría, láser, cremas depiladoras, maquinitas eléctricas y depilación por electrólisis o termoquímica, entre otras tantas.

Esta técnica es muy sencilla y no duele, además sirve para quitar el vello de cualquier parte de nuestro cuerpo independientemente del grosor o color.

Con ella se busca atrofiar de forma progresiva las células del bulbo piloso hasta que sea incapaz de crear el pelo. Si bien es un tratamiento que lleva algo de tiempo y los resultados están supeditados a la fisiología del vello, factores hormonales y la correcta implementación del método, en verdad vale la pena intentarlo.

Para la depilación termoquímica se usa un producto químico con capacidad tricoatrófica, un sistema de termoterapia y uno mecánico para quitar el vello como la cera fría. Su accionar es muy sencillo, una vez que está en contacto con la piel la sustancia química ataca las células germinales del pelo hasta neutralizarlas y progresivamente detener su accionar natural mediante la degeneración y atrofia.

Conjuntamente se realiza una aplicación de calor superficial y controlado de alrededor 37 a 44 º para hacer que el producto penetre en la piel llegue a las células germinales y potenciar su capacidad destructiva del bulbo piloso.

Dentro de esta técnica existen 2 tipos de aplicación de calor, una es mediante sondas para sectores no muy extensos de piel o bien bandas anchas de termoterapia para zonas extensas el cual permite la aplicación simultánea en otras partes del cuerpo.

Fuente: TuImagenPersonal

Blogmujeres.com

Newsletter