Escrito por Tendenzias

Cómo dejar de morderte las uñas

Morderse las uñas es un vicio de muchos, no sólo de nosotras, que tiene bastantes inconvenientes como unas uñas estéticamente feas, una conducta que ya se hace automáticamente sin pensar en donde estamos y que es mala tanto para los dientes como para los labios.

¿Te has fijado si te muerdes más las uñas cuando estás estresada o algo te preocupa? Los psicólogos afirman que es una manera de aliviar la ansiedad y la tensión acumulada.

La voluntad de cambio tiene que nacer de ti, no sirve que lo hagas por alguien o por lo que dirán, convéncete a ti misma de que es necesario para tu propia salud.

Para que te motives a ti misma a hacerlo puedes hacer una lista con las ventajas y los inconvenientes de tu conducta de morder las uñas.

El primer paso es fijarte en qué momentos del día lo haces, qué es lo que te provoca que te muerdas las uñas.

El siguiente paso es encontrar una conducta incompatible con morderte las uñas, por ejemplo, busca otra cosa que tener en la boca: un caramelo, un chicle, un regaliz…

Otro táctica es llevar siempre contigo una lima, así en cualquier momento que se te rompa la uña la puedas arreglar sin tener que llevarla a la boca.

Píntate las uñas con esmaltes de sabor amargo y que te guste su color, es probable que te habitúes al sabor o que cuando se rompa el esmalte te lo quites y acabes por morderlas por lo que te animo a una higiene diaria de uñas.

Esto quiere decir que te las arregles todos los días por la mañana o por la noche, píntatelas y límalas para no caer en la tentación.

 

Imagen1: saludenvidiable.com

Imagen2: cosasdemujer

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

 

Blogmujeres.com

Newsletter