-    Escrito por venus

Adopción en Uruguay

work0020.jpg
En Uruguay se preveen dos tipos de adopciones: · Adopción simple · Legitimación adoptiva ADOPCION SIMPLE : se define como un acto jurídico solemne, de naturaleza bilateral que crea relaciones ficticias de paternidad o maternidad entre adoptante y adoptado, continuando este último perteneciendo a su familia de origen. En esta clase de adopción sólo se establecen relaciones jurídicas entre el adoptante y el adoptado; y no entre cualquiera de ellos con la familia del otro. El parentesco no es impedimento, ya que un abuelo puede adoptar a su nieto, un tío a su sobrino, etc. Tampoco lo es la existencia de descendientes por parte del adoptante. Que una persona tenga hijos no obsta a que realice, si lo desea, adopciones. Requisitos: I) Externos o formales- · Debe efectuarse en escritura pública ante Escribano Público, de allí proviene el carácter solemne. En dicha escritura, debe constar la aceptación del adoptado ya sea personalmente (si es mayor de edad) o por medio de su representante (en caso de ser menor) y además, en este última circunstancia, debe existir la autorización del INAU. · Inscripción de la primera copia que se expida, en el Registro de Estado Civil y la anotación marginal en el acta de nacimiento del adoptado. Esto significa que los efectos de la adopción comienzan una vez otorgada la escritura pública de adopción frente al Escribano Público; pero es necesaria la inscripción de dicha escritura en el plazo de 30 días, para que efectos de la misma se extiendan frente a los terceros, es decir frente a la sociedad toda. Implica darle publicidad al acto perfectamente válido y eficaz, al momento de ser celebrado entre las partes interesadas. II) Internos o de fondo- · En relación con el adoptante: los sujetos deben ser personas físicas, es decir: toda persona capaz que cumpla con los siguientes requisitos puede ser adoptante: a) Mayor de 30 años b) Debe tener por lo menos 20 años más que el adoptado c) Protección previa- es necesario que el adoptante haya tenido bajo su protección, cuidado y vigilancia al adoptado, por lo menos durante 2 años. d) Moralidad y capacidad- la adopción de los menores debe ser precedida por la autorización del INAU, en la que se acredita la idoneidad moral y la capacidad de adoptante. Es decir: informe de salud, buena conducta, informe de testigos. También se estudia la solvencia del adoptante, o sea, los medios económicos necesarios para cubrir las necesidades del adoptado. e) si el adoptante es casado necesita el consentimiento del cónyuge.